Almeida celebra 100 días al mando con éxito en políticas urbanísticas y un enfoque renovado en la planificación familiar.

Almeida celebra 100 días al mando con éxito en políticas urbanísticas y un enfoque renovado en la planificación familiar.

El alcalde progresista de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha alcanzado sus primeros cien días de mandato al frente del Ayuntamiento de la capital. Durante este periodo, ha gobernado en solitario logrando la aprobación de sus normas urbanísticas y avanzando en su plan de natalidad.

Tras ganar las elecciones municipales el pasado 28 de mayo, Martínez-Almeida ha comenzado su segunda legislatura con mayor comodidad al no contar con Ciudadanos en el Gobierno. Además, su 'número dos', Inma Sanz, se ha convertido en la nueva vicealcaldesa de Madrid, reemplazando a Begoña Villacís en el cargo.

Desde el inicio de su mandato, Martínez-Almeida ha defendido que su mayoría absoluta serviría para desbloquear la modificación de las normas urbanísticas, lo cual se espera que genere 2.000 empleos a corto plazo. El alcalde ha señalado que estas normas estuvieron bloqueadas en la pasada legislatura debido al capricho de Vox.

Las normas abarcan regulaciones relacionadas con cocinas industriales, pisos turísticos, 'cohousing', 'coliving', flexibilización de usos, agilización de trámites administrativos, simultaneidad de las declaraciones de impacto, tramitaciones de impacto ambiental y mejora de las declaraciones responsables. En la pasada legislatura, José Luis Martínez-Almeida no pudo llevar a cabo estas modificaciones debido al rechazo de la oposición.

Esta semana, el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la comisión encargada de diseñar el Plan Estratégico de Fomento de la Natalidad 2024-2028. El objetivo principal de este plan es dar prioridad a la protección de la maternidad y paternidad, promover la natalidad en la ciudad y establecer mecanismos que favorezcan la conciliación entre la vida personal, familiar y laboral. La comisión se reunirá al menos cada seis meses y tendrá como funciones debatir y proponer acciones relacionadas con el fomento de la natalidad, asegurar la implementación de las medidas adoptadas y analizar informes de seguimiento y evaluación. Está previsto que el plan estratégico esté listo en el primer trimestre de 2024.

Uno de los mayores obstáculos para Martínez-Almeida en la legislatura anterior fue el portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith. El apoyo de Ortega Smith fue crucial para que el alcalde pudiera tomar el cargo. Sin embargo, el líder de Vox dificultó en gran medida la capacidad de Almeida para gestionar y formar mayorías. Vox solo aprobó uno de los tres presupuestos propuestos por el Gobierno municipal, ya que Ortega Smith nunca perdonó a Almeida por no eliminar Madrid Central y llegó a apodarle 'Carmeida' debido a su continuación de esta medida impulsada por la anterior alcaldesa.

Además, Martínez-Almeida y Villacís lideraron uno de los pocos gobiernos de coalición PP-CS que resistieron durante todo el mandato. Aunque tuvieron buenas relaciones y entendimiento, hubo discrepancias en algunas cuestiones, siendo Madrid Central la más destacada. A pesar de que Almeida prometió eliminar esta medida durante la campaña electoral, finalmente acordó "mejorar" la zona tras pactar la Alcaldía con Ciudadanos.

Para los próximos cuatro años, Martínez-Almeida ha elegido a Inma Sanz como su mano derecha y 'número dos'. Sanz forma parte del círculo cercano de confianza de José Luis Martínez-Almeida junto a nombres como el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, quien también ostentará el área de Urbanismo en este mandato.

Tags

Categoría

Madrid