24h Madrid.

24h Madrid.

Almeida cuestiona el uso del término "terrorismo climático" por parte del PSOE tras su acuerdo en la Alcaldía de Pamplona con Bildu.

Almeida cuestiona el uso del término

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado las declaraciones del PSOE en las que se refieren a las talas por las obras de ampliación de la Línea 11 de Metro como "terrorismo climático". Martínez-Almeida considera que este tipo de comentarios no son apropiados y destacó la importancia de abordar el tema del arbolado con rigor y precisión, en lugar de recurrir a la demagogia. Estas críticas se producen después de que el PSOE pactara la Alcaldía de Pamplona con Bildu.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Reyes Maroto, acusó a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y a Martínez-Almeida de llevar a cabo "terrorismo climático" al ejecutar las talas en Madrid Río, Comillas y Delicias. Maroto también señaló que los informes del Ayuntamiento indican que estas talas son ilegales, especialmente en el Parque de Arganzuela. En este sentido, reclamó que se detuvieran las obras y que Martínez-Almeida se pusiera del lado de los vecinos.

Martínez-Almeida manifestó que respeta la visita de Maroto y del portavoz socialista en la Asamblea, Juan Lobato, pero les reprochó que no mostraran la misma preocupación por los árboles que serán talados por el Gobierno de España en la estación de Atocha. El alcalde de Madrid resaltó la importancia de invertir en infraestructuras en la ciudad y cumplir con la legislación en materia de arbolado, tal y como ha hecho la Comunidad.

Las obras de ampliación de la Línea 11 de Metro comenzaron el pasado 11 de diciembre, después de obtener la declaración ambiental favorable de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura e Interior. La Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras informó que se reducirá en un 50,9% el número de árboles talados en comparación con la cifra inicialmente contemplada. Esta reducción se debe a cambios en la ubicación de la subestación eléctrica y otras instalaciones auxiliares, así como al aumento de ejemplares trasplantados.

Las obras abarcarán un tramo de casi 7 kilómetros, entre Plaza Elíptica y Conde de Casal, e incluirán la construcción de dos nuevas estaciones en Comillas y Madrid Río. Además, se permitirá la conexión con el resto de la red del suburbano, así como con los trenes de Cercanías y de Media y Larga Distancia en las estaciones de Palos de la Frontera, Atocha y Conde Casal. También se construirá un nuevo intercambiador en Conde Casal. Con esta ampliación, el Metro de Madrid se extenderá en 33 kilómetros y contará con una veintena de estaciones adicionales, incluyendo una conexión con la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.