24h Madrid.

24h Madrid.

Almeida estima en 27.000 euros los perjuicios a la infraestructura de Ferraz debido a las manifestaciones en contra de la amnistía.

Almeida estima en 27.000 euros los perjuicios a la infraestructura de Ferraz debido a las manifestaciones en contra de la amnistía.

El alcalde, preocupado por los perjuicios a comercios y restaurantes, busca soluciones

MADRID, 14 Nov.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha revelado que los daños sufridos por el mobiliario en la calle Ferraz durante las manifestaciones contra la amnistía frente a la sede del PSOE ascienden a 27.000 euros.

"Es evidente que los comercios y restaurantes están siendo afectados. Esto no sucede solo en Ferraz, ocurre cada vez que se ejerce el derecho constitucional a manifestarse o reunirse", ha afirmado el alcalde durante una declaración a los periodistas en el Centro de Acogida San Isidro.

En relación a los daños ocasionados, Martínez-Almeida ha destacado que están dispuestos a entablar conversaciones con los comerciantes de Ferraz para encontrar soluciones que ayuden a paliar los perjuicios que se están produciendo.

"Es complicado conciliar ambas cosas, pero es cierto que los comerciantes de Ferraz también se están quejando, por lo que desde el Ayuntamiento debemos atender sus preocupaciones", ha argumentado.

Martínez-Almeida ha reiterado su respeto hacia el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha dejado claro que no le preocupa la imagen que se está proyectando de la ciudad de Madrid, ya que a diferencia de lo ocurrido en Cataluña, esto no tiene un carácter generalizado.

"Se trata de una minoría violenta que debemos condenar. De todas formas, las instituciones no están promoviendo la violencia y, desde luego, si se me diese la oportunidad de amnistiar a terroristas, a diferencia de lo que permite la Ley de Amnistía, no lo haríamos en Madrid", ha defendido el alcalde.

La undécima jornada de protestas contra la amnistía y los pactos del presidente en funciones, Pedro Sánchez, con los independentistas catalanes en la calle Ferraz concluyó el lunes de manera pacífica con la participación de 1.200 personas, según datos de la Delegación de Gobierno en la Comunidad de Madrid. En esta ocasión no se registraron incidentes significativos, a diferencia del pasado jueves cuando se congregaron 8.000 personas.