24h Madrid.

24h Madrid.

Atrapan a 12 ladrones violentos de móviles de alta gama en tiendas de Ciudad Real.

Atrapan a 12 ladrones violentos de móviles de alta gama en tiendas de Ciudad Real.

En un golpe policial, agentes de la Policía Nacional han logrado desmantelar una organización delictiva en la Comunidad de Madrid, dedicada al robo violento de teléfonos móviles de alta gama en tiendas de telefonía. La noticia fue dada a conocer a través de un comunicado de prensa.

La operación culminó con la detención de doce individuos que recorrían toda España en vehículos alquilados o utilizando identidades falsas, para seleccionar cuidadosamente objetivos en tiendas de telefonía. Estudiaban detalladamente las marcas, modelos y medidas de seguridad de los dispositivos, así como la presencia de cámaras de vigilancia o guardias de seguridad.

El inicio de la investigación se remonta al mes de febrero, cuando las autoridades notaron un aumento en los robos con violencia de teléfonos móviles de alta gama en tiendas de telefonía. A partir de entonces, se llevó a cabo una exhaustiva pesquisa que, gracias a la colaboración con la policía de Rumanía, logró identificar a un grupo criminal itinerante especializado en delitos contra el patrimonio en toda España.

Los delincuentes operaban en grupos de cuatro a seis personas, desplazándose por el país en busca de tiendas de telefonía o sitios donde cometer robos de cobre. Su modus operandi era completamente organizado y coordinado, estableciendo su base en Madrid, específicamente en la zona de la Cañada Real Galiana, antes de emprender sus fechorías a lo largo y ancho de la geografía española.

Una vez identificado un objetivo, los criminales realizaban un minucioso análisis del lugar, evaluando tanto los dispositivos disponibles como las medidas de seguridad implementadas, incluyendo la presencia de cámaras de videovigilancia y vigilantes de seguridad. Acto seguido, procedían con el robo mediante violencia o intimidación, sustrayendo los teléfonos de los expositores y huyendo rápidamente de la escena hacia Madrid.

Asimismo, durante sus períodos en la capital, el grupo delictivo se dedicaba al hurto de cable de cobre, desplazándose de noche en múltiples vehículos para localizar plantas fotovoltaicas. Mientras algunos se encargaban de la vigilancia, otros accedían a las propiedades cortando el vallado perimetral, para luego sustraer el cobre y trasladarlo a Madrid para su venta inmediata.

En el transcurso de la investigación se logró esclarecer un total de 18 delitos cometidos en varias provincias visitadas por los investigados, siendo el líder del grupo imputado en hasta 16 de ellos. La operación se saldó con la detención de doce personas y el ingreso en prisión de los dos delincuentes más activos del grupo.