24h Madrid.

24h Madrid.

Autoridades policiales rescatan a una anciana en condiciones insalubres y abren una investigación contra su hija por abandono.

Autoridades policiales rescatan a una anciana en condiciones insalubres y abren una investigación contra su hija por abandono.

La Policía Municipal de Madrid ha rescatado a una anciana de una casa en condiciones higiénico-sanitarias lamentables e investiga a su hija y a la pareja de esta por abandonarla allí, según un comunicado del Cuerpo Local.

La investigación se inició después de recibir una alerta del geriátrico donde residía la octogenaria. Sin previo aviso, la hija se la llevó un día antes del verano y nunca la devolvió al centro. Esto llevó a los agentes de la Comisaría de Apoyo y Protección a la Mujer, Menor y Mayor a comenzar la búsqueda de la mujer, sospechando que podría estar en una residencia familiar en el barrio de Delicias.

Al llegar a la residencia, la hija se negó a abrirles la puerta y afirmó que su madre se encontraba en buen estado. Sin embargo, los vecinos informaron a la policía sobre los malos olores que salían de la casa y la ausencia de la señora en el vecindario, lo que indicaba una posible situación de vulnerabilidad.

Con las pruebas recabadas y la autorización judicial correspondiente, los agentes regresaron el 27 de septiembre e ingresaron a la casa de forma forzosa con la ayuda de los Bomberos del Ayuntamiento. Dentro de la vivienda se encontraba la anciana desaparecida, junto con su hija y la pareja de esta.

La anciana estaba en una habitación débil, desorientada y en condiciones higiénicas muy deficientes. Pasaba horas sentada en una silla sin ninguna distracción y no podía levantarse debido a su estado de abandono. Además, todas las habitaciones de la casa estaban llenas de objetos tirados, basura, restos de comida, una jaula con palomas en mal estado de salud y cinco gatos sin un lugar adecuado para sus necesidades. El olor en todas las estancias era insoportable, lo que indicaba una posible situación de Síndrome de Diógenes.

Los agentes contactaron con los sanitarios del Samur-Protección Civil, quienes se encargaron de trasladar a la anciana a un alojamiento temporal hasta que pudiera regresar a la residencia donde vivía anteriormente.

Tanto la hija, de 44 años, como su pareja de 49 años, serán investigados por un delito de abandono y maltrato hacia una persona mayor y por maltrato animal. La Policía sospecha que la sacaron de la residencia para quedarse con el dinero de la mensualidad, por lo que intentarán incapacitar a la imputada para que no pueda gestionar los fondos de su madre.