24h Madrid.

24h Madrid.

Ayuso critica el concepto de 'golden visa' como populista y acusa al Gobierno de perjudicar inversiones en áreas estratégicas

Ayuso critica el concepto de 'golden visa' como populista y acusa al Gobierno de perjudicar inversiones en áreas estratégicas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha arremetido contra medidas "populistas" anunciadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, como la eliminación de la llamada 'golden visa', a la que ha acusado de perjudicar las inversiones en áreas clave de España y de no impulsar la construcción de viviendas.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno en Alcobendas, Ayuso criticó la supresión del visado de oro, utilizado por extranjeros no residentes en la UE que invierten más de 500.000 euros en vivienda en España.

Desde 2013 hasta 2023 se han concedido 14.576 'golden visa' en España, principalmente a ciudadanos chinos, rusos, británicos, estadounidenses, ucranianos, iraníes, venezolanos y mexicanos. Las provincias donde se concentran principalmente estas inversiones son Barcelona, Madrid, Málaga, Alicante, Baleares y Valencia.

La presidenta regional considera que esta medida es oportunista y no aborda el verdadero problema de la vivienda en España, además de formar parte de una disputa entre las dos facciones izquierdistas del Gobierno: PSOE y Unidas Podemos, para ver quién se presenta como más progresista.

Ayuso argumenta que la solución al problema de vivienda radica en la construcción de nuevas viviendas y no en medidas restrictivas como las propuestas por Sánchez, que solo aumentarán los precios inmobiliarios. Critica que el Gobierno no ha construido vivienda alguna en sus seis años en el poder.

La presidenta madrileña acusa al Gobierno de atacar directamente las inversiones en áreas clave de España y de perjudicar a la clase media con anuncios populistas que no solucionan los problemas reales del país. Destaca que las medidas propuestas afectan especialmente a zonas como Andalucía y la Comunidad de Madrid.

Para Ayuso, el Gobierno no está abordando de manera adecuada la crisis de vivienda y solo busca confrontar con Madrid. Considera que las políticas implementadas hasta ahora no han hecho más que perjudicar a la población sin ofrecer soluciones efectivas.