24h Madrid.

24h Madrid.

Ayuso denuncia que la condonación de deudas por motivos políticos mina la reputación de España como una nación confiable.

Ayuso denuncia que la condonación de deudas por motivos políticos mina la reputación de España como una nación confiable.

MADRID, 7 Nov. - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha expresado su preocupación por la condonación de deudas por motivos políticos, argumentando que esto afecta la imagen de España como país confiable. Según Ayuso, esto no se trata solo de desigualdad de trato, sino de una amenaza a la seguridad jurídica y la confianza necesaria para la actividad económica en una democracia liberal.

Estas declaraciones fueron realizadas durante su participación en el 30º Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC. Allí, Ayuso enfatizó que esto representa la normalización de la arbitrariedad, lo que socava la fiabilidad de una nación tanto en los mercados internacionales como en las regiones. Además, destaca que esto fomenta el incumplimiento, la falta de rigor y austeridad, el malgasto del dinero público y la violación de los presupuestos establecidos.

Ayuso también planteó la pregunta sobre cómo afectaría esto al valor de la deuda de cada región y de España en los mercados, así como a las empresas e inversores. Además, advirtió que lo que hoy se negocia como una quita de 15.000 millones, podría aumentar diez veces más en el futuro. Mientras Madrid no tiene deudas, regiones como Cataluña, resultado de una gestión deficiente, experimentaron el mayor incremento de deudas, lo que las llevó a recurrir al Fondo de Liquidez Autonómica y a un sistema de financiación diseñado para mejorar su situación financiera.

Por otro lado, Ayuso hizo hincapié en que es fundamental seguir considerando como delito el saltarse la ley, si se quiere mantener a España como un país confiable y respetuoso de la seguridad jurídica. Según ella, cuando se socava el Estado de derecho, también se compromete la libertad, la democracia y la prosperidad. En este sentido, argumentó que aquellos que abusan, cometen delitos y son incapaces no pueden ocupar cargos de poder.