24h Madrid.

24h Madrid.

Ayuso se enorgullece de la visita de Milei y rechaza responsabilidad en crisis diplomática provocada por el Gobierno.

Ayuso se enorgullece de la visita de Milei y rechaza responsabilidad en crisis diplomática provocada por el Gobierno.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha recibido al presidente de Argentina, Javier Milei, destacando que es un honor ser visitados por un mandatario elegido por amplia mayoría en las urnas por el pueblo. Ayuso ha reiterado que no es responsable de las decisiones de Milei de reunirse con diferentes gobiernos y no con aquellos que han causado crisis diplomáticas e insultan constantemente.

En respuesta a las críticas del portavoz del PSOE en la Asamblea, Juan Lobato, Ayuso ha señalado que Milei también visitará al canciller alemán, Olaf Scholz, quien es socialista. La presidenta ha cuestionado cómo se pueden interpretar estas relaciones políticas y ha defendido la legitimidad de recibir al presidente argentino que fue elegido democráticamente por su pueblo.

Ayuso ha denunciado los constantes insultos y difamaciones por parte del Gobierno argentino hacia España y la monarquía, mientras el Ejecutivo madrileño sigue siendo atacado y despojado de infraestructuras y proyectos. La presidenta ha acusado a los socialistas de callar ante estos abusos y de borrar delitos que provocan desigualdades ante la ley.

Además, Ayuso ha criticado la gestión de la inmigración por parte del Gobierno central, acusándolos de repartir favores y tratar a los inmigrantes como mercancía. La presidenta ha instado a los socialistas madrileños a levantar la voz ante las injusticias cometidas, como los impuestos que se destinan a pagar a los independentistas en lugar de ayudar a los ciudadanos madrileños.

En un tono desafiante, Ayuso ha acusado a los socialistas de hundir Argentina con sus políticas que han sumido a la mitad de la población en la pobreza. La presidenta ha dejado claro que hay que elegir entre el honor y la comodidad de la poltrona, insinuando que algunos políticos optan por lo segundo en lugar de defender lo correcto.