Banda experta en robo de relojes de lujo en barrios adinerados de Madrid, capturada con éxito.

Banda experta en robo de relojes de lujo en barrios adinerados de Madrid, capturada con éxito.

No dudaban en utilizar la violencia, incluso una pistola, llegando a sustraer varios relojes valorados en más de 500.000 euros

En una operación llevada a cabo por la Policía Nacional, se ha desarticulado un grupo criminal especializado en el robo de relojes de lujo en barrios acomodados de Madrid. Utilizando la violencia, incluso llegando a utilizar una pistola, lograban hacerse con un botín que supera el medio millón de euros. Así lo ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en un comunicado oficial.

El modus operandi de estos delincuentes consistía en actuar en parejas y hacer uso de un arma de fuego para intimidar a sus víctimas. Luego, se escapaban en motocicletas con matrículas falsas para evitar cualquier intento de rastreo.

Cinco individuos han sido detenidos y se les imputan numerosos delitos, entre ellos ocho robos con violencia e intimidación, además de pertenencia a grupo criminal, entre otros cargos.

La investigación comenzó a principios del verano cuando se identificaron una serie de robos de relojes de lujo que seguían un patrón común. A partir de estas primeras pesquisas, los investigadores descubrieron la existencia de un grupo criminal compuesto por varios individuos que actuaban de manera coordinada.

Uno de los miembros se encargaba de seleccionar a las víctimas y avisaba a otros dos miembros del grupo, que se desplazaban en motocicleta hasta el lugar del robo. Incluso llegaban a utilizar un arma de fuego para cometer el delito.

A medida que avanzaba la investigación, los agentes fueron desvelando el modus operandi del grupo, descubriendo que nunca actuaban en su totalidad, sino que se dividían en células de dos a cuatro miembros, con una clara distribución de tareas. Un miembro señalaba a la víctima, otro conducía y el resto llevaba a cabo el robo.

Los investigadores descubrieron que este grupo criminal estaba altamente estructurado. En la cima se encontraba el "marcador", un miembro con experiencia que seleccionaba a las víctimas en función del valor de sus relojes y era capaz de distinguir rápidamente los auténticos de las imitaciones.

Por otro lado, el "conductor" se encargaba de circular por la zona sin llamar la atención y esperaba para acudir rápidamente al lugar del robo y huir sin ser capturado. Finalmente, los "ejecutores" eran responsables de arrebatar el reloj de la víctima, utilizando la intimidación y, en algunos casos, la violencia o mostrando un arma de fuego para asegurar el éxito en pocos segundos.

La desarticulación de este grupo criminal se llevó a cabo mediante cuatro entradas y registros domiciliarios, lo que condujo a la detención de sus cinco integrantes como presuntos autores de numerosos delitos, entre ellos ocho robos con violencia e intimidación, además de tenencia ilícita de armas, lesiones, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que ordenó su ingreso inmediato en prisión.

Tags

Categoría

Madrid