24h Madrid.

24h Madrid.

Capturado sujeto por abusar sexualmente de dos sobrinos de 6 años con grabaciones ilícitas, y la madre también es detenida por protegerlo.

Capturado sujeto por abusar sexualmente de dos sobrinos de 6 años con grabaciones ilícitas, y la madre también es detenida por protegerlo.

MADRID, 15 Ene.

Agentes de la Comisaría del Distrito de Latina de la Policía Municipal de Madrid han detenido a un hombre por abusar sexualmente de sus dos sobrinos, de 6 años de edad, y grabarlo en vídeo; y a la madre de los pequeños por encubrir lo ocurrido, ambos españoles de origen húngaro de 29 y 31 años, han informado a Europa Press fuentes policiales.

La Comisaría del Distrito de Latina de la Policía Municipal de Madrid ha llevado a cabo una detención alarmante. Un hombre ha sido arrestado por abusar sexualmente de sus dos sobrinos, ambos de tan solo 6 años de edad, y lo más perturbador es que lo grababa en vídeo. Además de esto, la madre de los niños está siendo detenida por encubrir estos terribles actos. Ambos individuos son españoles de origen húngaro y tienen 29 y 31 años respectivamente. Esta información ha sido proporcionada por fuentes policiales a Europa Press.

La investigación policial comenzó el 20 de noviembre pasado, cuando una mujer acudió a un local de compraventa de artículos de segunda mano del barrio de Puerta del Ángel para vender un teléfono móvil. Pasado un mes, y como la vendedora no lo quería recuperar, un empleado de la tienda procedió a formatearlo para ponerlo a la venta.

Todo comenzó el pasado 20 de noviembre cuando una mujer llevó un teléfono móvil a una tienda de segunda mano en el barrio de Puerta del Ángel para venderlo. Después de un mes, al ver que la vendedora no tenía intención de reclamarlo, un empleado de la tienda procedió a formatearlo para poder ponerlo a la venta.

Pero cuando se disponía a ello encontró entre el contenido audiovisual del terminal numerosos vídeos pornográficos protagonizados por un adulto que daba órdenes a dos niños. Ante la posibilidad de dichas imágenes fuesen constitutivas delito, llamó inmediatamente al 091.

Para su sorpresa, mientras se preparaba para formatear el teléfono, el empleado se encontró con varios vídeos de contenido pornográfico en los que aparecía un adulto dándole órdenes a dos niños. Ante la sospecha de que estos vídeos pudieran ser ilegales, el empleado llamó inmediatamente al servicio de emergencias 091.

Hasta el lugar se personaron varios policías nacionales, que efectivamente comprobaron que en los vídeos aparecía un hombre de unos treinta años grabándose a sí mismo masturbando a dos niños de 6 unos años, a los que se veía claramente sus caras. También observaron cómo obligaba a los menores a tocarse mutuamente afirmando en varios ocasiones que eran "sus sobrinos".

Varios agentes de la Policía Nacional acudieron al lugar de los hechos y pudieron confirmar la existencia de los vídeos en los que se podía ver claramente a un hombre de unos treinta años abusando sexualmente de dos niños de tan solo 6 años. En las imágenes, los rostros de los pequeños eran perfectamente visibles. Además, se observaba cómo este individuo obligaba a los menores a tocarse mutuamente, asegurando en varias ocasiones que eran sus sobrinos.

Tras analizar con detalle las imágenes, los agentes corroboraron que la intención del autor de los vídeos no sólo era obtener placer sexual, sino "compartir las imágenes con otros adultos" por las manifestaciones lascivas que pronuncia, tal y como consta en la denuncia a la que ha tenido acceso Europa Press.

Después de analizar cuidadosamente las imágenes, los agentes de seguridad llegaron a la conclusión de que el individuo que protagoniza los vídeos no solo pretendía obtener placer sexual, sino que también tenía la intención de compartir estas horribles imágenes con otros adultos. Esto se confirmó por medio de las manifestaciones lascivas que se pudieron escuchar en los vídeos, información que consta en la denuncia a la que Europa Press ha tenido acceso.

Entonces, a la vista de que podían continuar los abusos sobre los menores, los policías nacionales acudieron inmediatamente a la dirección facilitada a la tienda por la vendedora, un piso del distrito Centro, pero comprobaron que la mujer ya no vivía allí desde hace un años.

Ante la posibilidad de que se pudieran estar produciendo más abusos a los menores, los agentes de seguridad se dirigieron rápidamente a la dirección proporcionada por la vendedora, que resultó ser un piso en el distrito Centro. Sin embargo, cuando llegaron al lugar, descubrieron que la mujer ya no vivía allí desde hace un año.

Tras varias averiguaciones, los agentes recalaron en otro edificio, cuyos vecinos les comentaron que de vez habían visto subir a una vivienda a dos niños de 6 años junto a su madre y su tío. Tras varias pesquisas, los funcionarios localizaron dicho piso y encontraron dentro tanto a la vendedora, que era la madre de los niños, a estos y a su tío, que se puso muy nervioso ante su presencia.

Después de llevar a cabo varias investigaciones adicionales, los agentes se acercaron a otro edificio en el cual algunos vecinos habían observado que una madre y su tío subían a una vivienda junto con los dos niños de 6 años. Una vez que se realizaron las pesquisas pertinentes, los funcionarios de seguridad encontraron el piso en cuestión. Dentro del mismo, se encontraban tanto la vendedora, madre de los niños, como su tío, quien casi de inmediato mostró signos de nerviosismo ante la presencia policial.

Los agentes les entrevistaron por separado y descubrieron que la voz esos niños "coincidía plenamente" con la voz de los pequeños de los vídeos pornográficos. Los críos confirmaron que la persona que vivía con ellos era su tío, que no tenían otro tío, y que este hombre muchas veces se quedaba con ellos a solas cuando su madre está trabajando.

Después de proceder a entrevistar tanto a la madre como al tío de los pequeños por separado, los agentes de seguridad pudieron determinar que las voces de los niños grabados en los vídeos coincidían plenamente con las de los propios menores. Los pequeños confirmaron que la persona que vivía en el mismo piso que ellos era su tío, asegurando además que no tenían a ningún otro tío y que este hombre solía quedarse a solas con ellos en varias ocasiones cuando su madre se encontraba trabajando.

Con todos estos datos, los policías detuvieron tanto a la progenitora de los pequeños como a su tío, quien manifestó que solo había grabado unos vídeos de los niños en la ducha "pero nada más". Como creyeron altamente probable que ambos adultos tuvieran material pornográfico en sus teléfonos, también se los requisaron. Los niños quedaron a cargo de su abuela mientras que la Policía continúa con la investigación de los hechos.

Con toda esta información recopilada, los agentes procedieron a la detención tanto de la madre como del tío de los pequeños. Durante el interrogatorio, el tío alegó que solo había grabado unos vídeos de los niños en la ducha, asegurando que no había ninguna intención maliciosa detrás. Sin embargo, debido a las pruebas y evidencias encontradas, los agentes consideraron que era altamente probable que ambos adultos tuvieran material pornográfico en sus teléfonos, los cuales fueron confiscados. Mientras tanto, los niños quedaron bajo el cuidado de su abuela, mientras que la Policía continúa con la investigación de los hechos.