Comienza este semana la implementación del Plan 18.000, que busca asegurar un acceso asequible al suelo mediante la compra a precio protegido.

Comienza este semana la implementación del Plan 18.000, que busca asegurar un acceso asequible al suelo mediante la compra a precio protegido.

El Ayuntamiento de Madrid ha modificado el Plan 18.000 para ofrecer a los superficiarios la posibilidad de adquirir su parte de suelo a un precio mucho más económico. El decreto firmado por el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha entrado en vigor esta semana y permitirá a los interesados comprar el suelo propiedad del Ayuntamiento a precios accesibles, basados en los precios máximos de venta de vivienda protegida establecidos por la legislación regional. Esta nueva redacción representa una rebaja de hasta el 90% en comparación con el pliego anterior de enero de 2023.

Desde 1984 hasta 1997, el Ayuntamiento de Madrid puso varias parcelas del Patrimonio Municipal del Suelo (PMS) en el mercado para la construcción de viviendas de protección oficial en régimen de cooperativa. Los adjudicatarios, conocidos como superficiarios, tenían la posibilidad de tener sus viviendas sobre suelo cedido gratuitamente, lo cual les permitía ahorrar una gran cantidad de dinero. Sin embargo, no eran dueños de toda la propiedad.

A lo largo de los años, muchos superficiarios han solicitado la compra de la cuota de suelo correspondiente a sus viviendas. Desde 1992, el Ayuntamiento ha ofrecido diferentes pliegos para adquirir estas cuotas, y cerca de 2.500 vecinos han comprado su parte de terreno. Sin embargo, el pliego aprobado en enero de 2023 establecía precios correspondientes a suelo libre, lo que incrementaba significativamente el costo. Ante la oposición de los afectados, el Ayuntamiento decidió redactar un nuevo pliego que reduce el precio del suelo hasta un 90%.

El Plan 18.000 incluye viviendas protegidas que están sujetas a un régimen de protección oficial durante 30 años, según la normativa de la Comunidad de Madrid. Después de este período, las viviendas pasan a tener un régimen de vivienda libre. El objetivo del nuevo pliego es proteger el suelo municipal y cumplir con las finalidades públicas y sociales establecidas en la regulación del PMS.

El pliego ofrece dos opciones para que los superficiarios interesados, incluso aquellos cuyas viviendas ya no están protegidas o lo estarán pronto, puedan adquirir su cuota de suelo. La primera opción establece que el precio del suelo se basará en los precios máximos de venta establecidos en la legislación de vivienda de protección pública de la Comunidad de Madrid. Aceptando esta opción, los compradores no pueden vender la vivienda a un precio superior durante 15 años. La segunda opción permite la compra de la cuota de suelo a precio de mercado, lo que permite a los propietarios vender la propiedad al precio que deseen en el futuro.

En caso de que los superficiarios no acepten ninguna de estas opciones, podrán seguir viviendo en sus casas durante 75 años. Una vez finalizado este plazo, las viviendas revertirían al Ayuntamiento de Madrid.

Tags

Categoría

Madrid