24h Madrid.

24h Madrid.

Dando paso a una medida de seguridad vial efectiva, a partir de este lunes comienzan las multas del radar de tramo de Sinesio Delgado.

Dando paso a una medida de seguridad vial efectiva, a partir de este lunes comienzan las multas del radar de tramo de Sinesio Delgado.

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que a partir de este lunes el radar de tramo de la calle Sinesio Delgado comenzará a multar, luego de un periodo de aviso de cuatro meses. Esta medida ha sido implementada con el objetivo de reducir la velocidad en el recorrido y garantizar la seguridad de los ciudadanos, en respuesta a la demanda vecinal presentada a la Junta del Distrito de Moncloa-Aravaca.

Durante estos cuatro meses de aviso, los conductores han tenido tiempo para adaptarse a este sistema de control de velocidad y se ha promovido una mayor concienciación en cuanto a la seguridad vial en esta zona. Desde el viernes 15 de septiembre, todos los titulares de vehículos que han excedido la velocidad máxima permitida han recibido una carta de advertencia, sin que esto haya resultado en el pago de multas.

Como resultado de la implementación de los radares de tramo, el número de infracciones ha disminuido en un 66,7%. Mientras que en septiembre se registraba un promedio diario de 843 infracciones, en diciembre esta cifra se redujo a 281.

Es importante destacar que el radar de tramo de Sinesio Delgado es el tercer radar de este tipo que se instala en la ciudad, siendo el más largo de Madrid. Además, es el único que cuenta con controles de velocidad intermedios para captar los vehículos que ingresan por las vías de acceso. En sentido Ciudad Universitaria abarca un total de 1.783 metros, mientras que en sentido Castellana se extiende en 1.800 metros.

Las sanciones por rebasar los límites de velocidad quedan categorizadas como graves o muy graves, con multas que van desde los 100 hasta los 600 euros y la pérdida de 2 a 6 puntos en el carné de conducir. La implementación de estos seis radares de tramo en Sinesio Delgado ha representado un gasto de 95.000 euros, de los cuales 80.000 han sido financiados por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU.