24h Madrid.

24h Madrid.

Desafíos económicos en España: fuerza laboral envejecida y falta de especialización, sumados a incertidumbre geopolítica.

Desafíos económicos en España: fuerza laboral envejecida y falta de especialización, sumados a incertidumbre geopolítica.

En Madrid, se señala que la economía española enfrenta desafíos significativos en el corto y medio plazo, incluyendo una fuerza laboral envejecida y poco especializada, la incertidumbre geopolítica y la volatilidad de los mercados. Así lo han destacado el presidente de la Cámara de Madrid, Ángel Asensio, y el director territorial de Ibercaja en Madrid, José Vicente Marco.

En un desayuno titulado los 'Desafíos empresariales ante las nuevas tendencias de la economía', se analizaron los desafíos y oportunidades que enfrentan las empresas en un entorno económico y financiero marcado por la incertidumbre y una posible 'permacrisis'.

Se discutió el papel del sector bancario en la financiación empresarial, las expectativas sobre los tipos de interés y la competitividad empresarial en España y Madrid.

El directivo de Ibercaja Madrid mencionó el reto demográfico actual, con una fuerza laboral envejecida y la incertidumbre en torno a la inflación y los tipos de interés. Esto plantea grandes tendencias económicas a medio y largo plazo.

El presidente de la Cámara de Madrid resaltó la importancia de abordar el reto demográfico y mirar hacia el futuro en temas como la mano de obra y las pensiones. Se destacó la falta de profesionales cualificados y la necesidad de encontrar personas formadas para sectores específicos.

Se mencionó el regreso a la regionalización de las economías y la dependencia del exterior en sectores estratégicos, en un contexto de incertidumbre geopolítica y volatilidad del mercado de consumo.

Se elogió el progreso del tejido empresarial español en la última década, con mejoras en la capitalización, reducción de deuda, internacionalización de ventas y profesionalización de equipos directivos.

Las cinco grandes entidades bancarias en España tienen una cuota de mercado del 70%, frente al 40% en 2007, lo que indica un mayor dominio del sector bancario en el país.

Se señaló que los tipos de interés han alcanzado su punto máximo en Europa y se prevé que se mantendrán en rangos de equilibrio. Además, se destacó la importancia de canalizar los fondos europeos Next Generation hacia el tejido productivo a través de entidades bancarias.

En cuanto a las líneas de financiación ICO, se resaltó el papel de las entidades bancarias como canales efectivos para llegar a las pymes y facilitar la participación en programas de financiación.

La competitividad de las empresas y la necesidad de inversiones para fortalecer y ampliar el tejido productivo fueron destacadas como prioritarias para la generación de riqueza, empleo y bienestar en la economía.