24h Madrid.

24h Madrid.

Descubiertos "pocos restos de valor histórico" en el Parque de Comillas durante la expansión de la línea 11 del Metro

Descubiertos

MADRID, 12 Ene. - Los movimientos de tierras por obras de ampliación de la Línea 11 de Metro de Madrid han permitido localizar "solados de escaso valor patrimonial" en el Parque de Comillas que no impiden que los trabajos sigan su curso, han indicado fuentes de la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras a Europa Press.

Los movimientos de tierras por las obras en este barrio de Carabanchel desarrollados por la UTE constructora --formada por Acciona, Dragados y Grupo Rover-- para la ampliación de la L11 entre Plaza Elíptica y Conde de Casal han hecho emerger el solado de antiguas viviendas construidas en la posguerra para acoger a familias sin hogar, muchas de ellas, víctimas de la represión y de incautaciones ilegales, han indicado desde la asociación de familias (AFA) del CEIP Perú, cercano al lugar, y la Asociación Vecinal Parque de Comillas, que han consultado a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática.

Desde el departamento que dirige Jorge Rodrigo han explicado que la obra cuenta con la autorización de la Dirección General de Patrimonio Cultural para la realización de prospecciones arqueológicas. "La ejecución de las mismas conlleva una autorización y dispone de un estudio de arqueología que realiza un seguimiento de todas las excavaciones", han precisado estas fuentes a Europa Press.

Los vecinos de la zona han apuntado además al hallazgo de restos óseos humanos antiguos en la zona que podrían proceder de víctimas de la Guerra Civil, algo que han negado desde la Consejería de Transportes. Fuentes policiales han explicado a Europa Press que no han sido requeridos para ninguna actuación por la aparición de estos restos, como sería obligatorio en este caso.

Las asociaciones citadas, que forman parte del movimiento ciudadano 'No a la Tala', han defendido que el valor histórico y patrimonial de estos restos de solados "debería estudiarse".

En pie desde 1940 y hasta finales de los 70, esta barriada de casas de 40 metros, con dos habitaciones y un baño cada cuatro hogares, estaba custodiada por falangistas y eran habituales los registros para controlar a cada inquilino, según señalan.

"Este descubrimiento forma parte de la memoria con la que se ha ido formando el barrio. Muchos vecinos nacieron y vivieron en esas casas, y tras ver esas baldosas tan características, o el pozo, reclamamos a la Comunidad de Madrid que estudie la preservación de este patrimonio", defienden desde la asociación vecinal.

Precisamente, este sábado está convocada una concentración de protesta en el Parque de Comillas por la tala de árboles que conllevan las obras de ampliación de la L11 de Metro entre Plaza Elíptica y Conde de Casal en esta zona.

La protesta, que arrancará a las 12 horas, está convocada por el movimiento ciudadano 'No a la Tala', del que forman parte la AFA del colegio público Perú y la Asociación Vecinal Parque de Comillas.

Según los convocantes, en el parque de Comillas se han talado 199 árboles y destruido sus 4,5 hectáreas y ahora se espera la llegada de la tuneladora que excavará el nuevo túnel desde las cercanías del colegio Perú, cuya población escolar de más de 500 niñas y niños de menos de 12 años se verá afectada.

Por ello, estos colectivos reclaman que la Comunidad de Madrid regrese a su planteamiento inicial y emplace la tuneladora en el otro extremo de la ampliación de la línea, un solar próximo a la A-3, con mucho menos impacto en la población.

"La evaluación y preservación del patrimonio histórico del barrio es un motivo más para que la Comunidad de Madrid renuncie a la instalación de la tuneladora en este parque", han subrayado desde el AFA.