24h Madrid.

24h Madrid.

Dos trabajadoras de una guardería de Pozuelo arrestadas por presuntas agresiones y abusos verbales hacia los infantes a su cargo.

Dos trabajadoras de una guardería de Pozuelo arrestadas por presuntas agresiones y abusos verbales hacia los infantes a su cargo.

La Policía Nacional ha detenido a dos empleadas de una guardería privada de Pozuelo de Alarcón por supuestamente insultar y maltratar a los niños que cuidaban, han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación, que continúa abierta.

Una de las trabajadoras, que lleva mucho tiempo trabajando en las instalaciones del centro infantil Pecas, sería la presunta autora de los hechos. La otra cuidadora es más joven y supuestamente cómplice de la primera.

La investigación se inició a raíz de las denuncias de una trabajadora en prácticas que llegó a grabar vídeos de forma clandestina en los que se ve presuntas humillaciones a los menores, entre ellas les increpan diciéndoles que "vuestros padres son ricos".

Esta mujer presentó una denuncia ante la comisaría de la Policía Nacional de Pozuelo de Alarcón, donde aportó los vídeos. En alguno de ellos también había agresiones a menores, han indicado las mismas fuentes.

Ante la denuncia, los agentes especializados visualizarán estas y otras grabaciones de seguridad que ya han pedido al centro infantil, en el que acuden hijos de 0 a 4 años de famosos futbolistas del Atlético de Madrid, entre otros.

Los investigadores han hablado ya con los padres continúan trabajando para determinar desde cuando se han producido los malos tratos y si puede haber más personas implicadas.

El caso lo lleva el Juzgado número 3 de Pozuelo, que ha impuesto a la supuesta autora de los hechos una orden de alejamiento de 500 metros sobre estos niños y su prohibición para participación en eventos deportivos, docentes y laborales en los que haya menores. A la otra mujer que hizo caso omiso a lo ocurrido no le ha impuesto medidas. El secreto del sumario se levantó hace un par de días, han indicado a Europa Press fuentes judiciales.

Por su parte, un portavoz de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha señalado a Europa Press que enviarán inmediato al centro a la Inspección Educativa para que abra un expediente sobre lo ocurrido y determinar las posibles medidas a tomar.