24h Madrid.

24h Madrid.

El aumento del IPC en abril se debe a la subida en el precio de energía y alimentos, mientras que no subyacente se mantiene al 2,9%.

El aumento del IPC en abril se debe a la subida en el precio de energía y alimentos, mientras que no subyacente se mantiene al 2,9%.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) experimentó un aumento del 0,7% en abril en comparación con el mes anterior, elevando su tasa interanual hasta el 3,3%, según datos preliminares proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado lunes.

Este incremento se atribuye al encarecimiento del gas y de los alimentos durante el mes de abril, con un aumento en los precios del gas en comparación con el año anterior y un repunte aún mayor en los alimentos.

Además, el menor descenso de los precios de la electricidad en comparación con el año previo también contribuyó al aumento del IPC interanual, aunque en menor medida, según indicó el INE.

Por otro lado, los precios en la categoría de ocio y cultura descendieron en abril en comparación con el mismo mes del año anterior, marcando una diferencia en la evolución de los precios.

Este avance en la inflación en el cuarto mes del año marca un aumento durante dos meses consecutivos, tras el incremento de cuatro décimas registrado en marzo.

Con este repunte en abril, la inflación se sitúa muy cerca de los niveles con los que comenzó el año 2023, llegando al 3,4%.

El Ministerio de Economía, Comercio y Empresa señaló que la evolución del IPC en abril se vio influenciada por el efecto base, debido al mejor comportamiento de los precios del gas y de los alimentos en el año anterior, mientras que la electricidad continuó abaratándose.

La inflación subyacente, por debajo de la tasa general

El INE incluyó una estimación de la inflación subyacente en el avance de datos del IPC, la cual decreció cuatro décimas en abril hasta el 2,9%, una cantidad inferior en cuatro décimas a la del IPC general.

El Ministerio de Economía destacó que es la primera vez en casi dos años que la inflación subyacente se sitúa por debajo de la tasa general de IPC, marcando una situación que no ocurría desde noviembre de 2022.

"Los datos de inflación reflejan la capacidad de la economía española para combinar el crecimiento económico con una moderación de los precios y el apoyo a los más vulnerables. La moderación gradual de la inflación se traduce en una mejora del poder adquisitivo de las familias y la competitividad de las empresas españolas", agregó el Departamento de Economía.

Cuarta subida mensual consecutiva de los precios

En términos mensuales, el IPC aumentó siete décimas en abril en comparación con marzo, marcando el cuarto incremento mensual consecutivo y uno de los más altos desde enero de 2023. Sin embargo, este aumento en abril fue una décima inferior al de marzo (+0,8%).

En términos de la variación anual del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), la tasa se situó en el 3,4% en abril, una décima por encima de la registrada el mes anterior. Por otro lado, la variación mensual estimada del IPCA fue del 0,6%.

El INE publicará los datos definitivos del IPC de abril el próximo 14 de mayo.