24h Madrid.

24h Madrid.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada toma medidas en La Cantueña por falta de notificación de las cautelares.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada toma medidas en La Cantueña por falta de notificación de las cautelares.

En un acto de desafío al decreto municipal de paralización de las obras en el espacio medioambiental de La Cantueña, el Ayuntamiento de Fuenlabrada ha procedido al precintado de las mismas, a pesar de la suspensión cautelar ordenada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 24 de Madrid a solicitud del Gobierno autonómico. El alcalde, Javier Ayala (PSOE), justifica esta medida en base a dudas sobre la titularidad del terreno y la existencia de un expediente de reversión del espacio.

El Ayuntamiento ha argumentado que no ha recibido notificación oficial de la suspensión del decreto, por lo que mantiene su postura de paralizar las obras en La Cantueña. El alcalde reitera que el Consistorio considera que la Comunidad de Madrid incumple el convenio de cesión del espacio y defiende su derecho a recuperarlo.

Además, Ayala critica el modelo de "macrocentro" propuesto por la Comunidad de Madrid para acoger a menores no acompañados, alegando que no cumple con las recomendaciones internacionales ni la legislación regional en materia de servicios sociales.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 24 ha concedido a Fuenlabrada un plazo de tres días para presentar alegaciones antes de tomar una decisión definitiva sobre la paralización de las obras en La Cantueña. El auto judicial destaca la existencia de elementos que justifican la urgencia de la Comunidad de Madrid para solicitar la suspensión del decreto municipal.

Ante esta situación, la consejera de Familia, Juventud y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Ana Dávila, ha acusado al alcalde de Fuenlabrada de obstaculizar el proyecto de acogida de menores no acompañados en La Cantueña. La Comunidad pretende habilitar el centro lo antes posible para poder atender las demandas del Gobierno de España en este aspecto.

En definitiva, el conflicto entre el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Comunidad de Madrid en torno al uso del espacio de La Cantueña para la acogida de menores no acompañados continúa sin resolverse, con posturas encontradas y decisiones judiciales que complican aún más la situación.