24h Madrid.

24h Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid solicita ampliar penas y modificar leyes para combatir con mayor eficiencia narcopisos y bandas delictivas.

El Ayuntamiento de Madrid solicita ampliar penas y modificar leyes para combatir con mayor eficiencia narcopisos y bandas delictivas.

La vicealcaldesa de Madrid y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha solicitado al Gobierno de España cambios legales y un aumento de las penas para combatir más eficazmente los 'narcopisos' y las bandas juveniles violentas.

En una entrevista con Europa Press, Sanz ha recordado que en el programa electoral del PP de Madrid ya se habían pedido más herramientas legales para que la Policía Municipal y Nacional puedan actuar en los 'narcopisos'. Ha destacado que estas operaciones policiales son complejas y que se han realizado muchas intervenciones en el anterior mandato para desmantelar los 'narcochabolas' en Villaverde.

En cambio, ha señalado que cuando estos delitos se cometen en viviendas de propiedad privada, las leyes son más garantistas y las operaciones policiales son más complejas. Por ello, ha reclamado más herramientas para la Policía en relación a los okupas y ha destacado que no es legal utilizar propiedades privadas que deben ser sagradas en un Estado de Derecho.

La vicealcaldesa también ha criticado a los partidos políticos que muestran comprensión hacia personas que se meten en propiedades privadas ajenas y generan problemas a los vecinos. Ha afirmado que se compromete a incrementar la presencia de la Policía Municipal en puntos concretos de determinados barrios, pero se necesitan más herramientas legales y de ordenamiento jurídico.

En cuanto a las bandas juveniles violentas, Sanz ha asegurado que desde el Ayuntamiento se ha hecho un esfuerzo importante en inspeccionar los lugares de venta de armas blancas, pero también se requieren modificaciones legislativas para combatir la financiación de estas pandillas y la utilización de menores.

Por otro lado, la vicealcaldesa ha destacado que la venta ambulante ilegal se ha reducido, pero se seguirá presionando para que disminuya. Ha manifestado que no se permite este tipo de venta en las calles de la ciudad, ya que es desleal para los comerciantes que pagan impuestos.

Otra preocupación en materia de seguridad es las infracciones higiénico-sanitarias cometidas por algunos establecimientos. Sanz ha afirmado que se realizan miles de inspecciones al año en locales de restauración y comercio, tanto por parte de la Policía Municipal como del servicio de Madrid Salud. Ha agregado que se debe ser tajante en el cumplimiento de las normativas relacionadas con la salud y la alimentación.

Aunque no cree que haya habido un repunte en este tipo de infracciones, sabe que muchas actuaciones policiales han tenido un gran impacto en la opinión pública.