24h Madrid.

24h Madrid.

El Ayuntamiento se acerca a finalizar la construcción de la nueva Ermita del Santo con nueva normativa de altura.

El Ayuntamiento se acerca a finalizar la construcción de la nueva Ermita del Santo con nueva normativa de altura.

El rechazo vecinal hacia el proyecto de la nueva Ermita del Santo se hace sentir como un "pelotazo urbanístico"

MADRID, 18 Abr.

El Ayuntamiento está a punto de llevar a cabo un importante paso administrativo para la construcción de la nueva Ermita del Santo, con modificaciones que incluyen una reducción en la edificabilidad de 6.200 metros cuadrados, 2.000 metros cuadrados más de equipamientos y una disminución en la altura de las torres, de 28 a un máximo de 23, además de alejarlas de las viviendas.

El proyecto, respaldado por el área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, está generando un fuerte rechazo por parte de los vecinos, quienes lo consideran un "pelotazo urbanístico" impuesto por el Ayuntamiento de Madrid.

Este lunes, el equipo de Borja Carabante presentará a la comisión la propuesta de aprobación provisional, que se espera sea respaldada por la mayoría absoluta del PP. El siguiente paso será llevarlo al Pleno a finales de mes y posteriormente enviarlo a la Comunidad para recibir la aprobación final en un plazo máximo de cuatro meses.

Con esta aprobación, se dará inicio a la gestión del desarrollo por parte de los propietarios del suelo. Carabante ha expresado su deseo de que las obras en la Ermita del Santo comiencen "antes de que finalice este año".

El proyecto en el distrito de Latina contempla la construcción de 584 viviendas, más áreas verdes y la conexión con Madrid Río y el parque Caramuel. La intervención permitirá obtener cerca de un 70 por ciento de suelo público, que actualmente está en manos privadas, según el área.

La vivienda protegida en la zona alcanzará el 29 por ciento, superando el mínimo legal del 10 por ciento de la edificabilidad residencial, la mayoría con precio limitado.

"Creo que, en definitiva, se han tenido en cuenta las expectativas de los vecinos, quienes solicitaban más equipamientos, áreas verdes y menos edificabilidad en el entorno. Es un proyecto más eficiente, sostenible, con más zonas verdes y equipamientos ya que se incrementan en 2.000 m2", había expresado Carabante semanas atrás.

La plataforma vecinal de la Ermita del Santo ha afirmado que seguirá resistiendo contra lo que consideran un "pelotazo urbanístico" impuesto por el Ayuntamiento. Acusan al gobierno de beneficiar a inversores venezolanos vinculados a tramas de corrupción, como los Pandora Papers, mientras ignoran la oposición de los vecinos. "Gobiernan para enriquecerse entre ellos. Seguimos en pie", han destacado.