24h Madrid.

24h Madrid.

El Ayuntamiento tiene expectativas de finalizar el desdoblamiento de la A-5 a finales de 2026.

El Ayuntamiento tiene expectativas de finalizar el desdoblamiento de la A-5 a finales de 2026.

El Ayuntamiento de Madrid aceptará las alegaciones vecinales en la operación de Ermita del Santo con el fin de reducir la altura de las torres y construir más dotaciones y zonas verdes. Así lo ha anunciado Borja Carabante, concejal delegado de Urbanismo, Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento, en una entrevista en la Cadena Ser. Además, Carabante ha informado sobre otros proyectos que se llevarán a cabo en la ciudad, como el desdoblamiento de la A-5 y la transformación de terrenos en diversos distritos del Sur.

Según Carabante, el desdoblamiento de la A-5 será una obra complicada que afectará al tráfico y que se llevará a cabo en dos fases, siendo la primera responsabilidad del Ayuntamiento y la segunda del Estado. Esta obra, que comenzará este año y se espera que esté finalizada a finales de 2026, permitirá la generación de 10.600 viviendas y la movilidad de cerca de 30.000 personas.

En cuanto a la Operación Madrid Nuevo Sur, Carabante ha señalado que se espera que los terrenos a urbanizar queden en desuso a finales de este año. Este proyecto, que se extenderá por la zona de Abroñigal, busca aprovechar la conexión con la M-30 y generar nuevos espacios verdes y dotaciones públicas.

Además, Carabante ha abordado el tema de la operación en la zona de la Ermita del Santo, que ha generado quejas por parte de los vecinos. El concejal ha confirmado que se aceptarán las alegaciones vecinales y se reducirá la altura de las torres para mejorar la configuración del espacio público. También se incrementarán las dotaciones públicas y se generará más espacio público abierto.

En relación a la regulación de los pisos turísticos, Carabante ha afirmado que se presentará antes de junio una estrategia para ordenar estas viviendas en distintas zonas de Madrid. El objetivo es conciliar los intereses del sector hotelero, los propietarios de pisos turísticos y los vecinos, evitando perjudicar a ninguna de las partes y garantizando una actividad económica y turística sostenible. Se espera contar con más inspectores y una capacidad sancionadora más efectiva para garantizar el cumplimiento de la normativa.

En conclusión, el Ayuntamiento de Madrid está trabajando en varios proyectos urbanísticos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, generar nuevos espacios verdes y dotaciones públicas, y regular la actividad de los pisos turísticos de manera equilibrada y sostenible.