24h Madrid.

24h Madrid.

El Gobierno elimina el IVA del aceite de oliva hasta septiembre y lo establece en 2% hasta diciembre.

El Gobierno elimina el IVA del aceite de oliva hasta septiembre y lo establece en 2% hasta diciembre.

El Gobierno ha tomado la decisión de reducir el impuesto sobre el valor añadido (IVA) del aceite de oliva al 0% a partir del 1 de julio, manteniéndolo así hasta el 30 de septiembre, para luego aumentarlo al 2% entre octubre y diciembre. Esta medida también se aplicará a alimentos básicos como el pan, huevos, verduras y frutas, con el objetivo de moderar la inflación en el último trimestre del año.

En el marco del Real Decreto-Ley aprobado por el Consejo de Ministros y publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se contemplan importantes novedades en relación al IVA del aceite de oliva, que previamente había sido reducido del 10% al 5%. Ahora pasará al 0% desde julio hasta septiembre y luego se situará en el 2% hasta finales de año.

Además, se ha modificado la Ley del IVA para incluir el aceite de oliva en la categoría de alimentos básicos, lo que implica que tendrá un tipo superreducido del 4% una vez finalicen las rebajas extraordinarias del impuesto. Asimismo, se prorroga la reducción del IVA al 5% para la pasta y los aceites de semilla hasta septiembre, cuando pasará al 7,5% hasta diciembre.

El Gobierno garantiza que estas medidas excepcionales y transitorias se levantarán el 31 de diciembre, sin afectar al poder adquisitivo de las familias. La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que se acompañará a las familias y al tejido productivo todo el tiempo que sea necesario para la recuperación de la normalidad.

Otra medida relevante del Real Decreto-Ley es la rebaja del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que evitará que las personas que perciben el salario mínimo interprofesional paguen impuestos sobre la renta. Esta medida beneficia a 5,2 millones de contribuyentes y supone un ahorro de 1.385 millones de euros.

En conjunto, las medidas fiscales incluidas en este decreto representan un ahorro de 3.000 millones de euros al año para las familias. Además, se contempla una subida salarial del 2% para los empleados públicos, que se hará efectiva de inmediato y con efectos retroactivos desde enero.

El escudo social ha sido extendido hasta final de año, lo que implica la prohibición de corte de suministro de agua y energía a consumidores vulnerables, así como la prórroga de los descuentos del bono eléctrico hasta junio de 2025. También se prohíbe despedir por aumento de costes a las empresas beneficiarias de ayudas públicas hasta diciembre de 2024.

En resumen, el Gobierno ha tomado una serie de medidas fiscales y sociales con el objetivo de proteger a las familias y a los sectores más vulnerables durante estos tiempos de incertidumbre económica, asegurando así la estabilidad y el bienestar social en el país.