24h Madrid.

24h Madrid.

El juez del 'caso Rubiales' decide confrontación cara a cara entre amiga de Jenni Hermoso y director de marketing de la RFEF.

El juez del 'caso Rubiales' decide confrontación cara a cara entre amiga de Jenni Hermoso y director de marketing de la RFEF.

MADRID, 23 Oct.

El juez de la Audiencia Nacional que instruye el 'caso Rubiales' ha aceptado la petición de la representación legal de la jugadora de la selección española Jenni Hermoso y ha acordado que se celebre un careo entre Ana Belén Ecube, la amiga de Hermoso que declaró como testigo, y el director de marketing de la RFEF, Rubén Rivera, que compareció como investigado por las posibles coacciones a la jugadora.

Según fuentes jurídicas, la fecha elegida para el careo es el 30 de noviembre. Durante este encuentro, Ana Belén Ecube y Rubén Rivera tendrán que exponer sus versiones sobre las supuestas coacciones del entorno de Rubiales al entorno de la jugadora, ante la presencia del juez que investiga al expresidente de la RFEF Luis Rubiales por el beso que le propinó a Hermoso en la entrega de trofeos del Mundial.

En su escrito, Hermoso solicitó esta diligencia al considerarla "adecuada y pertinente" debido a las discrepancias entre las declaraciones de ambos. Según su abogado, estas declaraciones son de gran importancia para determinar la culpabilidad de Rubiales, ya que no existen otros medios factibles de prueba para averiguarlo.

Ana Belén Ecube ya declaró ante la Audiencia Nacional el pasado 25 de septiembre, respaldando el testimonio de Hermoso al indicar que el beso no fue consentido y que hubo coacciones posteriores al mismo. Mientras tanto, Rubén Rivera, en su declaración el 10 de octubre, negó su participación en las coacciones investigadas. Aseguró que su labor se limitaba a transmitir información de la RFEF a las futbolistas y que su presencia en Ibiza era meramente logística, realizando gestiones como la compra de bikinis o entradas a discotecas. Además, admitió haberse acercado a Hermoso para advertirle de llamadas.

Se sigue investigando al expresidente Rubiales por un presunto delito de agresión sexual y por las posibles coacciones posteriores a la jugadora y su entorno.