El PP avanza en solitario para desbloquear el plan de las Cocheras de Cuatro Caminos.

El PP avanza en solitario para desbloquear el plan de las Cocheras de Cuatro Caminos.

MADRID, 18 Sep. - El PP ha conseguido avanzar en la comisión de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad para intentar desbloquear el desarrollo de las antiguas Cocheras de Cuatro Caminos, en el distrito de Chamberí.

El concejal responsable, Borja Carabante, ha presentado a la comisión, previo al Pleno, una propuesta para aprobar las modificaciones incorporadas en el documento aprobado por el Pleno el 28 de febrero de 2023 en relación a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid de 1997 para la creación del Parque Metro Cuatro Caminos. Vox se ha abstenido en la comisión, mientras que Más Madrid y PSOE han votado en contra.

Según un comunicado del área, el objetivo del Gobierno municipal es desbloquear el área y "dar respuesta a 443 familias transformando este espacio urbano". El departamento de Carabante ha finalizado el proceso de un expediente "bloqueado durante años y que solucionará este vacío urbano en Chamberí".

La superficie edificable alcanza los 59.586,20 metros cuadrados, de los cuales el 10 por ciento se destinará a viviendas de protección pública, y se crearán nuevas conexiones viales y áreas verdes en una superficie de más de 9.400 metros cuadrados. De las seis parcelas destinadas a uso residencial, cinco serán para viviendas libres y una para vivienda protegida.

La comisión ha aprobado de forma definitiva la modificación del Plan General que afecta a esta área, donde se encontraban ubicadas las antiguas cocheras de Metro. Según el área, "el entorno cambiará al eliminar en superficie las cocheras de Metro y con ello su fuerte impacto ambiental negativo, a través de su futura construcción subterránea. Además, la actuación implicará la urbanización de amplias zonas verdes de uso público".

Esta área abarca una superficie de 43.253 metros cuadrados. Se distinguen dos zonas en ella. La primera zona se encuentra en el espacio donde anteriormente estaban las instalaciones y cocheras de Metro, donde se llevará a cabo la nueva edificación, con una superficie de 38.563 metros cuadrados.

La segunda zona se divide en dos partes, correspondientes a manzanas residenciales consolidadas --que serán cerradas ahora-- y al tramo de la calle de Esquilache, con una superficie total de 4.689 metros cuadrados.

Las nuevas viviendas residenciales y comerciales estarán organizadas alrededor de una gran zona verde central. Bajo esta zona se ubicará el subsuelo destinado al transporte ferroviario para el mantenimiento de las cocheras de Metro. Las nuevas áreas verdes y espacios libres públicos abarcarán más de 9.400 metros cuadrados.

La superficie edificable será de 59.586 metros cuadrados. De la edificabilidad residencial, el 10 por ciento se destinará a viviendas de protección pública, lo que significa que cinco de las seis parcelas serán destinadas a viviendas libres y una a vivienda protegida.

Además, se incluyen en el área dos parcelas para oficinas y una para uso público administrativo. Como resultado de este plan, el Ayuntamiento de Madrid recibirá una cesión de 5.485 metros cuadrados de edificabilidad destinados a uso residencial y 472 metros cuadrados de uso terciario, oficinas.

Esta área contará con una provisión mínima de 1.050 plazas de aparcamiento, de las cuales 949 serán para uso residencial y de oficinas. El futuro edificio del Ayuntamiento de Madrid contará con otras 101 plazas.

Además, se establecerá una estructura para vincular el área con la trama urbana a través de tres actuaciones: la finalización de la calle de Esquilache para unir la calle Ramiro II con la avenida de la Reina Victoria; la apertura de una vía pública de conexión entre la calle Bravo Murillo, Esquilache y la avenida Pablo Iglesias; y la prolongación de la calle Virgen de Nieva para conectar Bravo Murillo con Esquilache.

Esta área se encuentra dentro del Entorno del Bien de Interés Cultural (BIC) declarado como Conjunto Histórico Recinto de la Villa de Madrid. Para la elaboración de este proyecto se ha tenido en cuenta la protección de dos edificios de la calle Esquilache, los números 7 y 12, además del Plan Especial que afecta a la parcela del Colegio El Porvenir, en la calle Bravo Murillo 85, para garantizar la visibilidad de la capilla del Colegio desde los espacios públicos.

A partir de los dictámenes de las comisiones con competencia en la protección del patrimonio, se propone catalogar tres elementos: la entrada del antiguo túnel de Metro que servía de acceso a las vías de las líneas 1 y 2, el cerramiento de la Casa Tuduri y el muro lateral de las cocheras.

Tags

PP

Categoría

Madrid