24h Madrid.

24h Madrid.

El Supremo rechaza recurso de Baraka en Madrid Nuevo Norte.

El Supremo rechaza recurso de Baraka en Madrid Nuevo Norte.

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso presentado por Baraka Capital Group contra Madrid Nuevo Norte por los derechos de reversión de los terrenos expropiados que dieron lugar al proyecto urbanístico, en el que pedían una compensación de 713 millones de euros.

En una providencia a la que tuvo acceso Europa Press, la Sala de lo Civil desestimó el recurso de casación de Baraka contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de marzo de 2022. Los magistrados tumbaron la apelación del grupo dirigido por Trinitario Casanova contra la decisión del Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid, que ya había rechazado dicha reclamación en abril de 2021.

El Tribunal Supremo decidió no considerar las alegaciones presentadas tras la audiencia previa, argumentando que "no desvirtúan lo expuesto", y ordenó que la sentencia sea firme, imponiendo las costas a la parte recurrente.

En la resolución impugnada, se argumentó que los expropiados no transfirieron al demandante "derecho de reversión concretado y reconocido plenamente" ni por la Administración expropiante ni en sentencia del procedimiento contencioso.

Baraka solicitaba que se declarara que BBVA y DCN estaban obligadas contractualmente a pagarle los derechos de reversión derivados de la expropiación de los recintos ferroviarios de Chamartín y Fuencarral, exigiéndoles la cantidad de 713.786.683,94 euros.

El grupo dirigido por Trinitario Casanova había firmado un acuerdo en 2018 con los antiguos propietarios de los terrenos sobre sus derechos de reversión, que sólo se haría efectivo si lograba ser titular de los suelos.

En la resolución, el Alto Tribunal señaló que los motivos alegados eran "inadmisibles" debido a la falta de fundamento, ya que "la sentencia recurrida confirma la falta de acción y, por tanto, de legitimación activa de la recurrente".

Recalcaron que "los miembros de la Asociación No Abuso no transmitieron a la actora un derecho de reversión reconocido plenamente", por lo que la recurrente solo adquirió una expectativa vacía de contenido que no fue debidamente refutada.