24h Madrid.

24h Madrid.

Heroica actuación en Villaverde: Mujer violentada recibe auxilio tras sospecha de sumisión química

Heroica actuación en Villaverde: Mujer violentada recibe auxilio tras sospecha de sumisión química

MADRID, 7 Dic.

Unos valientes vecinos de Villaverde acudieron en auxilio de una mujer que estaba siendo agredida sexualmente en plena calle el pasado fin de semana, por un joven de 27 años que finalmente fue detenido por la Policía Municipal de Madrid, según ha informado una portavoz del Cuerpo Local a Europa Press.

Los terribles hechos tuvieron lugar en la calle Moncada, en el barrio de San Cristóbal, a las 00:48 horas del pasado sábado. La mujer salió de un bar acompañada de un hombre, cuando este comenzó a tocarle los senos y a besarla en contra de su voluntad. Además, la llevó a una esquina e intentó bajarle los pantalones.

Ante semejante agresión, los vecinos que se encontraban cerca reprendieron al agresor, ayudaron a la mujer y llamaron a los servicios de emergencia. Una patrulla de la Policía Municipal acudió rápidamente al lugar y encontró a la víctima en un posible estado de embriaguez, semiinconsciente y siendo atendida por varias personas solidarias.

La mujer declaró a los agentes que su acompañante la llevó a un lugar con soportales donde la sometió a vejaciones y tocamientos sexuales contra una pared, logrando incluso bajarle los pantalones. Todo esto mientras ella sollozaba, sin su consentimiento y sin tener capacidad para defenderse.

Por su parte, el hombre afirmó que después de tomar unas cervezas con la mujer, se ofreció a llevarla a su casa, una versión que fue corroborada por el camarero del bar. Sin embargo, tanto la víctima como los testigos de los hechos no estuvieron de acuerdo con esta versión, lo que llevó a la detención del agresor por un delito de agresión sexual.

La mujer recibió atención médica por parte de los sanitarios de Samur-Protección Civil y fue trasladada al Hospital 12 de Octubre para realizar un reconocimiento, que incluyó pruebas toxicológicas. La paciente afirmó que se sentía demasiado mareada para la cantidad de alcohol que había consumido, lo que podría indicar que fue víctima de sumisión química.