Incendio de coche híbrido obliga a evacuar centro comercial en La Castellana

Incendio de coche híbrido obliga a evacuar centro comercial en La Castellana

MADRID, 29 Ago.

El centro comercial Castellana 200, situado en ese número de la conocida avenida madrileña, ha sido desalojado este mediodía tras incendiarse un coche híbrido dentro del aparcamiento subterráneo del edificio.

Según ha informado a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid, los hechos han ocurrido sobre las 12:30 horas de este martes en la planta -3, de las cuatro que hay. Por causas que de momento se desconocen, un vehículo híbrido ha comenzado a arder, lo que generado una intensa humareda negra, por lo que varios usuarios han avisado a los servicios de emergencia.

Hasta el lugar han llegado hasta 11 dotaciones de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que han cerrado al público el párking y han entrado para atajar las llamas y evitar su propagación, que en principio no han afectado a más vehículos.

Pero el intenso humo ha dificultado el trabajo de los bomberos y los cuatro primeros han salido sofocados. Sanitarios del Samur-Protección Civil también se han desplazado a la zona, pero se encuentran en preventivo, ya que no han tenido que asistir a ninguna persona.

A las 14:20 horas han comenzado las labores para sacar el vehículo afectado a superficie. A diferencia de un coche de gasolina, al incendiarse un híbrido la combustión química de sus baterías de litio hace que el fuego se reactive continuamente, algo que de producirse en rasante, como este caso, es peligroso. Por ello, es preferible controlarlo en superficie y supervisar el híbrido durante 48 horas en un espacio habilitado para evitar que se reactiven las llamas.

CONFINADOS LOS TRABAJADORES DE MUCHAS OFICINAS

Por su parte, los responsables del centro comercial han pedido a los compradores y trabajadores que lo abandonaran tranquilamente, por lo que de momento también se encuentra cerrado. Los bomberos han solicitado a los empleados de las oficinas del Paseo de la Castellana 200 que permanecieran confinados en sus oficinas, descartando cualquier riesgo para su salud.

La Policía Municipal ha acordonado la zona, quedando cortado el acceso peatonal al inmueble, que desprende un fuerte olor a quemado, desde la calle Félix Boix hasta la calle Carlos Maurrax. También están cortados los carriles izquierdos de tráfico dirección Castellana Norte, aunque los centrales permanecen totalmente abiertos.

Muchos residentes en la zona y curiosos se han acumulado en torno al cordón policial, que se ha ampliado para facilitar las labores de la retirada del coche. Algunos instan a las autoridades a que habiliten un protocolo de actuación para usuarios ante incendios en coches eléctricos e híbridos.

Categoría

Madrid
¡Sorpréndeme!