24h Madrid.

24h Madrid.

"Juez dicta prisión para miembro de los 'PetaZetaz' por riesgo de fuga"

En una nueva decisión judicial, el juez de Instrucción número 52 de Madrid ha ordenado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de José Hernán A. G., miembro del famoso grupo de influencers llamados 'Los Petazetaz', debido al riesgo de fuga una vez concluida la investigación de uno de los delitos que se le imputan, según fuentes jurídicas informadas a Europa Press.

El joven fue llevado esposado por la Guardia Civil a los juzgados de instrucción de Madrid, donde se le acusa de introducir una bengala en el ano de otro joven en un piso en Vallecas, luego de drogarlo y difundir las imágenes en redes sociales.

Hernán se encuentra bajo custodia en la prisión de Soto del Real, y esta mañana fue trasladado en un furgón de la Guardia Civil para declarar ante el juez en Plaza de Castilla, según informaron fuentes cercanas al caso.

En su comparecencia ante el magistrado, el acusado negó las acusaciones y señaló que fueron otras personas las responsables de provocar lesiones al joven con un líquido inflamable, un argumento que su defensa legal, el despacho Paredes y Asociados, ha tomado.

Con miles de seguidores en Instagram y TikTok, los 'Petazetaz' fueron detenidos en enero y actualmente están en libertad provisional, enfrentando al menos nueve denuncias por presuntas agresiones sexuales a menores que eran drogadas con GHB para abusar de ellas en un piso de Vallecas.

La investigación se inició tras recibir denuncias que indicaban que dos hombres con muchos seguidores en plataformas digitales estaban cometiendo abusos sexuales a menores en la zona. Se identificaron cuatro víctimas menores de edad que declararon cómo caían en la trampa de los arrestados que abusaban de su popularidad para atraerlas y drogarlas, anulando su voluntad.

Durante los encuentros, las menores eran agredidas y grabadas sin su consentimiento mientras estaban bajo los efectos de las drogas, lo que llevó a su captura en enero por diversos delitos sexuales, de exhibicionismo, y contra la salud pública.

El dispositivo de localización llevó a la detención de los dos hombres, incautando sustancias estupefacientes y dispositivos electrónicos que confirmaron los delitos cometidos. Uno de ellos fue enviado a prisión de inmediato, mientras que el otro enfrenta cargos por agresión sexual.