24h Madrid.

24h Madrid.

Justicia tras la muerte de un joven: el asesino del 'Grindr' sentenciado a 20 años de prisión por múltiples puñaladas.

Justicia tras la muerte de un joven: el asesino del 'Grindr' sentenciado a 20 años de prisión por múltiples puñaladas.

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado una sentencia condenando a Julián Ovejero, conocido como el 'asesino del Grindr', a veinte años de prisión por asesinar a un hombre con el que se había citado a través de una aplicación en febrero de 2018. El tribunal considera al acusado responsable de un delito de asesinato alevoso y ensañamiento.

En el juicio, el condenado admitió que la víctima no pudo defenderse del ataque repentino que sufrió por la espalda, lo que le permitió que su pena se redujera de 25 a 20 años de cárcel.

El crimen tuvo lugar el 24 de febrero de 2018 en un piso de Carabanchel. Ovejero, con 23 años en aquel momento, fue arrestado en 2021. Ambos se conocieron a través de una aplicación para encuentros sexuales.

Para obtener una sentencia más favorable, el acusado reconoció la acusación del fiscal y se retractó de sus declaraciones durante la instrucción, cuando había alegado que cometió el crimen bajo los efectos de estupefacientes.

En el juicio, Ovejero afirmó que no consumió drogas y que solo la víctima las consumió por su forma de proceder y hablar. Durante la vista, describió cómo el ataque inició en la habitación y luego se trasladó a la entrada del domicilio.

El asesino aseguró que ambos se citaron el 23 de febrero de 2018 a través de la aplicación y que compartían gustos sadomasoquistas en las relaciones sexuales. Según su versión, una pelea encarnizada surgió cuando le hizo una brecha en el cuello como parte de los juegos violentos que practicaban.

En su declaración, el acusado admitió que estaba bajo los efectos de sustancias y no recuerda mucho más después de que la situación se saliera de control. La víctima cayó al suelo, el agresor entró en pánico y huyó sin saber que su oponente había muerto.

Ovejero mostró su arrepentimiento y atribuyó sus acciones al consumo de drogas desde una temprana edad. El fiscal solicita una condena de 25 años por asesinato y hurto, y también pide que se indemnice con 24.000 euros a la hermana del fallecido.

La hermana de la víctima, a través de su abogado, señaló que la autopsia reveló que su hermano no tenía heridas significativas de defensa. Además, argumentó que el alto nivel de alcohol en sangre y la confusión en la que se encontraba lo dejaron en estado de vulnerabilidad ante el ataque.

El crimen fue denunciado el 25 de febrero de 2018 por un amigo de la víctima, quien lo encontró muerto y con múltiples puñaladas en su casa. La Policía Nacional inició una investigación y descubrió que la víctima había quedado con una persona a través de las redes sociales, quien luego huyó a Argentina.

Gracias a las imágenes capturadas por cámaras cercanas a la escena del crimen y a las muestras de ADN encontradas en la casa del sospechoso, las autoridades internacionales lograron localizar y arrestar a Julián Ovejero en un bar de su localidad natal en Argentina.

Los agentes creen que Ovejero se escondió en varios países y casas para evitar su captura.