24h Madrid.

24h Madrid.

La censura de Matute a la falta de seriedad de Sanidad: "La obligación de usar mascarilla durante 7 días frente a una semana sin ella"

La censura de Matute a la falta de seriedad de Sanidad:

La consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, ha expresado su crítica hacia la implantación del uso obligatorio de mascarillas en los centros de salud y hospitales. Según Matute, esta medida carece de rigor científico y carece de fundamento, especialmente en una situación de transmisión comunitaria.

En sus declaraciones, la consejera ironizó con la duración de la epidemia de gripe, señalando que duraría una semana con mascarillas obligatorias en los hospitales y una semana sin ellas. También criticó las decisiones tomadas por el departamento de Mónica García, calificándolas de ineficaces e improvisadas, y manifestó su preocupación por la búsqueda de titulares en lugar de priorizar la salud de las personas.

Además, Matute censuró la sensación de alarma generada por el Ministerio de Sanidad, asegurando que no existe una emergencia o pandemia real. Según ella, se trata de una epidemia de gripe común, y no se debe alarmar a la sociedad con la obligatoriedad del uso de mascarillas, ya que dicha medida solo se aplica en casos de emergencias sanitarias.

También destacó la importancia de convocar la Comisión de Salud Pública antes de tomar decisiones de este tipo. La consejera señaló que si se obliga al uso de mascarillas en los centros de salud y hospitales debido al supuesto riesgo, también deberían tomarse medidas en otros espacios cerrados.

Matute criticó el llamado a la responsabilidad ciudadana a través de las 'autobajas' de tres días, y consideró que esto implica que los ciudadanos no son lo suficientemente responsables para saber qué hacer. Asimismo, defendió las medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid en el Plan de Invierno, que incluye la contratación de hasta 1.800 médicos.

La consejera expresó su frustración por no haber podido contratar los 1.800 médicos necesarios debido a un supuesto "gran problema de Estado". Por último, Matute pidió a la ministra de Sanidad que comparta sus medidas y puntos de vista, y que se enfoque en los asuntos de su competencia en lugar de interferir sin rigor ni datos científicos.