24h Madrid.

24h Madrid.

La comunidad decide preservar el centro de menores de la Casa de Campo frente a la situación migratoria y el incendio en Hortaleza.

La comunidad decide preservar el centro de menores de la Casa de Campo frente a la situación migratoria y el incendio en Hortaleza.

MADRID, 12 Ene.

La Comunidad de Madrid ha decidido cambiar de opinión y mantener abierto el centro de menores de la Casa de Campo, alegando la crisis migratoria y el reciente incendio en el centro de primera acogida del distrito de Hortaleza como circunstancias que lo justifican, según fuentes de la Consejería de Familia, Juventud y Asuntos Sociales.

El Gobierno autonómico argumenta que la "crisis migratoria que vive España" y la supuesta "mala gestión" del Gobierno central en la distribución de inmigrantes, especialmente menores no acompañados, sumado al incendio en el centro de Hortaleza, justifican la decisión de no cerrar el centro y trasladar a los menores a otras instalaciones, tal como se había anunciado en mayo de 2022.

En una reunión informativa con las asociaciones vecinales de Batán, la Consejería informó que el centro de Casa de Campo debía seguir en su ubicación actual y utilizar al máximo su capacidad de 66 plazas. Según las mismas fuentes, la llegada continua de menores no acompañados a la región ha llevado a mantener estas instalaciones "por el momento".

Desde el Gobierno regional señalan que solo en los primeros diez días de enero han pernoctado en recursos de primera acogida de la Comunidad de Madrid un total de 144 presuntos menores no acompañados que llegaron por el aeropuerto de Barajas y luego se marcharon.

En una entrevista en mayo de 2022, la anterior consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, anunció el cierre del centro conocido como el de Batán y el traslado de los menores a un lugar "amplio y específico" en el distrito de Barajas.

La presencia de este centro ha generado protestas de vecinos en los últimos meses, quienes denuncian problemas de seguridad relacionados con él. Incluso, el pasado mes de febrero, el entonces consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, solicitó por carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, refuerzos en la seguridad del entorno del centro de menores extranjeros no acompañados de Batán y otras instalaciones en la región.