La Gran Vía se transformará en un "paraíso invernal" durante la temporada navideña, con hermosas decoraciones de flores de pascua, acebo y muérdago en sus luces.

La Gran Vía se transformará en un

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado las novedades en la iluminación navideña de este año, destacando el nuevo diseño de la Gran Vía. Esta emblemática calle se convertirá en un "jardín de invierno" con flores de pascua, acebo, muérdago y otras especies relacionadas con la Navidad. Las luces se encenderán el 23 de noviembre desde la Puerta del Sol, marcando así el inicio de la temporada navideña.

En total, se utilizarán casi 12 millones de bombillas LED de alta eficiencia para iluminar las calles de Madrid, asumiendo el coste energético la empresa adjudicataria. Además de la Gran Vía, se decorarán otras calles con 6.600 cadenetas, 115 cerezos y once grandes abetos luminosos. También se mantendrán los tradicionales belenes figurativos en puertas históricas como las de Alcalá, Toledo o San Vicente, así como en las entradas de la plaza Mayor.

Los madrileños y visitantes también podrán disfrutar de otras atracciones, como la gran menina luminosa del paseo del Prado, el nacimiento gigante de Colón o la bola navideña que estará ubicada en la plaza de España junto a los Jardines de Sabatini.

La instalación de la iluminación navideña de la capital es una tarea que requiere el trabajo de un equipo de más de 50 operarios durante tres meses, desde mediados de agosto hasta mediados de noviembre. Se utilizan 140 camiones de transporte pesado de material y 25 grúas ligeras para llevar a cabo este montaje.

Categoría

Madrid
¡Sorpréndeme!