La jueza vuelve a interrogar al profesor acusado de grabar a alumnas, esta vez por un caso ocurrido hace una década.

La jueza vuelve a interrogar al profesor acusado de grabar a alumnas, esta vez por un caso ocurrido hace una década.

Una joven identificada gracias a una grabación de hace 10 años, recuperada del volcado de archivos, está a punto de declarar y hacer nuevas acusaciones en el caso del profesor de Boadilla del Monte investigado por grabar a alumnas en su despacho. Será la jueza de Móstoles quien lleve a cabo el interrogatorio este martes, tras el descubrimiento de una grabación encontrada en uno de los dispositivos electrónicos confiscados durante el registro en el domicilio del investigado.

La comparecencia está prevista debido al hallazgo de esta grabación, lo que ha llevado a la jueza a citar nuevamente al profesor y a la joven identificada en las imágenes. Las fuentes jurídicas han informado de estos hechos a Europa Press.

El caso avanza con dificultad debido a los problemas en el volcado de datos que contienen los discos duros confiscados durante el registro del domicilio del docente, que tuvo lugar hace un año.

La revelación de este caso se produjo cuando una vecina de Valdemorillo encontró una mochila en la calle que contenía una cámara. La sorpresa llegó cuando descubrió que en su interior se almacenaban imágenes de menores en ropa interior.

Al parecer, el investigado perdió en junio una mochila con la cámara que utilizaba para grabar a las alumnas. En su interior se encontraba un dispositivo de pequeñas dimensiones con una tarjeta de memoria. El profesor habría acusado a dos alumnos de haberle robado la cámara un día después.

Según las investigaciones, el presunto pederasta tendría dos dispositivos de grabación. Uno lo utilizaba en clases de audiovisuales y otro, del tipo 'GoPro', lo utilizaba presuntamente para grabar a niñas de Sexto de Primaria mientras se cambiaban de ropa para la clase de Educación Física.

Ante el contenido pornográfico de las imágenes, la vecina de Valdemorillo entregó el dispositivo a la Guardia Civil. Diez días después, el investigado fue detenido y pasó a disposición judicial de la jueza de Móstoles encargada del caso.

El 'modus operandi' del presunto pederasta consistía en convencer a las alumnas de que tenían que cambiarse de ropa en su despacho para ir a clase de Educación Física. Según los investigadores, habría instalado dispositivos de grabación en su despacho.

Tras recibir el informe, la jueza ordenó en verano el registro del despacho del profesor como parte de las diligencias de investigación por la presunta comisión de un delito de tenencia de pornografía infantil.

En la entrada y registro, se confiscó el ordenador del profesor con numerosos archivos de imágenes, así como varios discos duros que habían sido dañados y a los cuales la Guardia Civil no ha podido acceder.

El docente fue detenido en junio de 2022 por los delitos de tenencia y producción de pornografía infantil. Quedó en libertad bajo medidas cautelares, como la obligación de comparecer ante el juzgado y la prohibición de acercarse al centro educativo y a otros centros escolares.

Tags

Categoría

Madrid
¡Sorpréndeme!