24h Madrid.

24h Madrid.

"La región celebra en Semana Santa 9 fiestas de Interés Turístico, incluyendo la única pasión viviente con bendición apostólica"

Este viernes comienza en la Comunidad de Madrid una serie de celebraciones únicas de Semana Santa que han sido declaradas de Interés Turístico, entre las que destaca la pasión viviente de Morata de Tajuña, la única en el mundo con bendición apostólica.

La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte resalta la importancia de estas celebraciones, que se caracterizan por su tradición cultural, singularidad y atractivo para el público.

Alcalá de Henares y la Pasión Viviente de Chinchón, por ejemplo, han sido reconocidas a nivel nacional, mientras que otras localidades como Daganzo de Arriba, Móstoles, Parla, entre otras, gozan de reconocimiento regional.

Durante estas fechas, Alcalá se engalana con la presencia de nueve cofradías que procesionan desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección, atrayendo a visitantes con actividades como conciertos, actos litúrgicos y exposiciones relacionadas con la Pasión.

Este año, se presentarán nuevas imágenes durante las procesiones en Morata de Tajuña y San Lorenzo de El Escorial, en donde cinco cofradías y dos hermandades se unen para llevar a cabo impresionantes desfiles.

En Torrejón de Ardoz, la tradición de las procesiones religiosas se remonta al siglo XVI, con la participación de diversas cofradías que llevan a las calles espectaculares pasos como El Calvario de Viernes Santo.

Otro momento destacado es la procesión del Silencio en el Miércoles Santo, que se caracteriza por iniciarse con el único sonido de tambores y campanas.

En Parla, las celebraciones atraen a miles de visitantes que vienen a apreciar la riqueza de la imaginería y la antigüedad de las tradiciones religiosas de la región.

En Morata de Tajuña, la representación de la Pasión cada Jueves Santo atrae a más de 20.000 personas, convirtiendo al pueblo en una Jerusalén del siglo XXI, con el distintivo de contar con la bendición apostólica.

También Villarejo de Salvanés y Chinchón ofrecen representaciones únicas de la Pasión, que atraen a multitudes cada año con sus escenificaciones detalladas y emotivas.

Por último, la procesión del Encuentro del Domingo de Resurrección en Móstoles es un evento esperado por locales y visitantes, que se reúnen para celebrar la unión del Cristo Resucitado y la Virgen de Nuestra Señora de la Soledad.