24h Madrid.

24h Madrid.

Madrid Río contará con 'playas' artificiales tras el soterramiento de la A-5.

Madrid Río contará con 'playas' artificiales tras el soterramiento de la A-5.

El futuro paseo verde que se creará tras el soterramiento de la A-5, entre el Paseo de Extremadura y la avenida de Los Poblados, contará con playas artificiales similares a las del popular parque Madrid Río, sustituyendo así el intenso tráfico que circula a diario por esta carretera por un espacio de recreo y conexión para los vecinos y visitantes. Esta iniciativa, impulsada por el Ayuntamiento de Madrid, mejorará la calidad del aire y acústica de la zona, además de unir los barrios que se encontraban separados desde 1968 por la A-5.

Este nuevo tramo del Paseo de Extremadura se convertirá en un lugar protagonizado por los peatones y las áreas verdes, ofreciendo más de 3 kilómetros de sendero diseñado como un espacio de ocio y recreación apto para personas de todas las edades. Una de las atracciones principales de este proyecto serán las playas artificiales, donde se podrán disfrutar de fuentes secas y juegos de agua para refrescarse durante los calurosos veranos.

Las zonas de entretenimiento estarán distribuidas estratégicamente cerca de áreas de descanso y puntos de acceso, permitiendo a los visitantes disfrutar de actividades lúdicas y de esparcimiento. Además, se ofrecerán una variedad de juegos que incluirán desde experimentación con el sonido y el agua hasta el desarrollo motor del cuerpo. También se incluirán espacios para actividades específicas como el gimnasio urbano, circuitos biosaludables, parkour y calistenia.

Con el objetivo de fusionar los espacios de juego con el entorno natural, se dará prioridad a las estructuras de madera y cuerda, siguiendo el modelo de Madrid Río. En áreas como los nodos de Lourdes y Boadilla se instalarán juegos singulares, como escaladas laterales, cuerdas, elementos de equilibrio y camas elásticas. Los columpios tubulares se ubicarán en entornos más urbanos, mientras que los de madera estarán en las zonas verdes.

Además, a lo largo del paseo se instalarán 35 fuentes accesibles para beber, con un sistema de activación mediante pulsador y temporizador de 15 segundos.

La transformación del Paseo Verde abarcará una extensión de 3.198 metros, desde la boca del túnel de la avenida de Portugal hasta el entorno de la avenida Padre Piquer. Esta ampliación conectará la Casa de Campo con el área de Puerta del Ángel y Madrid Río, creando una continuidad longitudinal en la zona peatonal de la avenida de Portugal y facilitando la movilidad para peatones, bicicletas y otros medios de transporte suaves a lo largo de todo el paseo.