24h Madrid.

24h Madrid.

Manifestantes desafían la lluvia en Madrid por una educación pública de calidad.

Manifestantes desafían la lluvia en Madrid por una educación pública de calidad.

Los sindicatos en Madrid han hecho un llamado urgente al consejero de Educación, Ciencia y Universidades, Emilio Viciana, para que se siente a negociar de manera directa y ponga sobre la mesa propuestas concretas para mejorar las condiciones laborales de los docentes y la inversión en las aulas. Tras una exitosa segunda jornada de huelga, miles de personas se manifestaron en el centro de Madrid para exigir mejoras en el sector educativo.

La lluvia no impidió que los docentes se unieran una vez más en una gran manifestación, partiendo desde Neptuno hasta Cibeles y exigiendo un trato justo y respetuoso por parte de las autoridades educativas. Los sindicatos de la Mesa Sectorial lideraron la protesta, instando a Viciana a tomar medidas concretas y a cumplir con las demandas del colectivo docente. La lluvia sin duda fue un obstáculo, pero no detuvo la determinación de quienes buscan un cambio real en la educación pública.

Las organizaciones sindicales han señalado que casi la totalidad del profesorado de la escuela pública ha secundado las jornadas de huelga, demostrando la unidad y la determinación del colectivo. A pesar de los intentos de negociación por parte del consejero, la falta de avances y la falta de confianza en su compromiso han llevado a un aumento en la movilización y en las demandas.

Desde CSIF se ha reclamado un trato justo y una negociación transparente, con un enfoque en la inversión en la educación pública y en el bienestar de alumnos y docentes. Las cifras demuestran que la Comunidad de Madrid puede liderar en educación, pero para lograrlo debe garantizar condiciones laborales adecuadas y una atención prioritaria a las necesidades del sector.

La participación en las jornadas de huelga ha sido significativa, con un respaldo mayoritario por parte de los sindicatos y de diversas organizaciones del sector educativo. Las demandas van desde la reducción del horario lectivo hasta la mejora de la atención a la diversidad, reflejando la urgencia de cambios profundos en el sistema educativo madrileño. La lucha continúa, con la esperanza de lograr avances concretos y duraderos para la educación pública en la región.