24h Madrid.

24h Madrid.

Se acaba el plazo para vehículos sin etiqueta en Madrid: el 30 de junio es la fecha límite.

Se acaba el plazo para vehículos sin etiqueta en Madrid: el 30 de junio es la fecha límite.

El acceso indebido conllevará una multa de 200 euros

MADRID, 26 Jun.

El plazo de advertencia para los automóviles sin acceso permitido en Madrid Zona de Bajas Emisiones, aquellos que no tienen etiqueta, fuera de la M-30 finaliza el próximo 30 de junio y se comenzarán a multar los accesos incorrectos.

De esta manera, a partir de la medianoche del 1 de julio, los coches más contaminantes que no estén registrados en Madrid antes del 1 de enero de 2022 o que no estén dados de alta en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en la capital tendrán restringido su acceso y circulación en toda la ciudad.

A partir de entonces podrán ser sancionados si son interceptados por alguna de las cerca de 500 cámaras que vigilan esta ZBE. Solo podrán circular por el término municipal de Madrid utilizando las vías M-40, M-45 y M-50, así como las autovías radiales hasta el límite de M-40, vías que quedan exentas de restricciones para garantizar la conectividad de la red viaria, según ha informado el Ayuntamiento de la capital en un comunicado.

Las restricciones afectan exclusivamente a los vehículos de turismo con clasificación ambiental A (diésel matriculados antes del año 2006 o gasolina anteriores al año 2000) de las categorías por criterio de utilización 00 (sin especificar), 02 (familiar) y 33 (todoterreno). No incluye a vehículos de carga ni motocicletas sin etiqueta.

Madrid Zona de Bajas Emisiones es la gran ZBE que el Ayuntamiento de Madrid puso en funcionamiento en enero de 2022 en el marco de la Estrategia de Sostenibilidad Madrid 360 para reducir la contaminación en la ciudad.

El 1 de enero se implementó Madrid ZBE para el exterior de la M-30 y, de acuerdo con el artículo 242 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS), se estableció un periodo de advertencia sin multa de seis meses. El propósito era informar y advertir a los ciudadanos con acceso restringido para que corrigieran esa práctica.

Desde entonces, el Ayuntamiento de Madrid ha enviado 358,661 cartas informativas a los ciudadanos (una media de 1,400 al día) que podrían haber sido potencialmente multados, donde se les proporcionaba toda la información para cumplir con la normativa vigente.

La restricción a los vehículos más contaminantes en Madrid ZBE se ha implementado de forma gradual. El 14 de enero finalizó el periodo de advertencia para la M-30 y su interior. Si en diciembre de 2023 se registraban en esta zona 1,798 accesos indebidos al día en promedio, en mayo disminuyó a 844, un 53% menos.

Para el exterior de la M-30, cuyo periodo de advertencia finaliza el 30 de junio, los accesos indebidos han disminuido un 34.17% desde febrero, cuando se registraban 3,751. En mayo se cerró con 2,469 accesos diarios en promedio, y se espera que esa cifra se reduzca a aproximadamente 1,400 una vez que se comiencen a multar.

Con la puesta en marcha de Madrid ZBE, el tránsito de vehículos sin distintivo ambiental (A) en el interior de la M-30 ha disminuido representando el 2.3% del total (78,923 tránsitos correspondientes a 41,426 vehículos). En el año 2019, los vehículos sin distintivo representaban el 12.7% de los tránsitos.

Madrid ZBE cuenta con un control automatizado de 257 cámaras para el interior de la M-30 y la propia vía, así como 207 cámaras para vigilar el exterior de la M-30. A este sistema se suman los 37 'fotorrojo' distribuidos por toda la ciudad.

La compra e instalación de las cámaras y demás elementos del sistema han sido financiados por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation de la Unión Europea. Se ha recibido una subvención de 5.7 millones de euros del Plan de Recuperación y Resiliencia de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones.

El acceso no permitido a Madrid ZBE, al igual que en las Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección Distrito Centro y Plaza Elíptica, representaba hasta el 20 de marzo de 2022 una infracción leve de tráfico y podía ser castigada con 90 euros (45 euros si se pagaba pronto).

Debido a la modificación de la ley mencionada por el Gobierno central, desde el 21 de marzo de 2022 se considera una infracción grave de tráfico, conllevando una multa de 200 euros, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 18, 76.z3 y 80.1, (100 euros si se paga pronto).