24h Madrid.

24h Madrid.

Se establecerán medidas para facilitar el acceso a la Sierra a empleados, vecinos y buses, pese a las diferencias entre Comunidad y Delegación.

Se establecerán medidas para facilitar el acceso a la Sierra a empleados, vecinos y buses, pese a las diferencias entre Comunidad y Delegación.

La Comunidad de Madrid y la Delegación del Gobierno mantienen distintas posturas tras la reunión celebrada hoy sobre el acceso a la Sierra cuando la demanda es alta, como ocurrió el pasado fin de semana. Sin embargo, en esos casos se facilitará el acceso a los trabajadores, vecinos y autobuses.

Tras el encuentro, el consejero de Medio Ambiente e Interior, Carlos Novillo, ha afirmado que fueron ellos quienes solicitaron la reunión con el delegado, Francisco Martín, debido a los problemas acontecidos el fin de semana pasado, en los que hubo una gran afluencia de coches a la Sierra, generando atascos e "incomodidades".

"Solicitamos al delegado esta reunión para hacer más accesibles las entradas a estos puertos, como se hizo el invierno pasado. En situaciones similares, una vez completados los aparcamientos públicos, se realizaba un filtrado previo que permitía el acceso a trabajadores o aquellos que tenían reserva en las estaciones de esquí o restaurantes. El cambio de criterio ha generado confusión y ha afectado además a alcaldes y empresarios de la zona", ha señalado Novillo.

En la reunión, según Novillo, se les ha informado de que la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Guardia Civil "tienen dificultades operativas para llevar a cabo" esos filtrados, aunque recalca que sí se realizaron, por ejemplo, el 20 de enero de 2023, y que dieron "buenos resultados".

"Hemos solicitado la creación de un grupo de trabajo para informar a los alcaldes y encontrar la mejor solución para mejorar el acceso a la zona. Asimismo, se requiere una mejor planificación de las rutas, para que las personas accedan a la Sierra en transporte público y, si están completos, se disuadan de subir debido a los atascos", ha indicado el consejero.

Por lo tanto, el consejero no ha logrado convencer a Martín de cambiar su postura y mantener los filtrados, pero ha asegurado que continuarán el diálogo y participarán en el grupo de trabajo "para tener todo planificado en esta y futuras temporadas de invierno", agregó.

Por su parte, el representante del Gobierno central en Madrid considera necesario establecer restricciones al tráfico cuando la demanda de acceso a la Sierra dificulta las condiciones suficientes para evitar congestiones y garantizar vías de evacuación. Sin embargo, no a través del sistema de filtrados preferido por la Comunidad de Madrid.

Aun así, afirmó que han alcanzado acuerdos para enviar mensajes a los ciudadanos y evitar el uso del coche para acceder a la Sierra en momentos de aglomeraciones, recomendando el uso de transporte colectivo, tanto público como privado. "La DGT realiza un trabajo muy importante en señalización. El resto de administraciones debemos insistir claramente en estas recomendaciones", destacó.

Además, Martín subrayó que, tras la reunión, aspiran a "mejorar la coordinación" con Protección Civil regional y la Guardia Civil para establecer prioridades de acceso a la Sierra en momentos de gran afluencia. Así mismo, se dirigirán a las empresas de la zona para que emitan los correspondientes certificados a sus trabajadores. Además, los residentes y vecinos de la comarca podrán acceder sin dificultad.

Asimismo, el delegado confirmó que se abrirá una mesa de trabajo con diferentes actores, como alcaldes, empresarios y vecinos, para evaluar las posibilidades de una gestión alternativa de la movilidad en la Sierra. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que el derecho de acceso a la Sierra es igual para todos los ciudadanos, independientemente de cómo lo utilicen, subrayó.