24h Madrid.

24h Madrid.

Urgencias de La Paz vuelven a la normalidad al aumentar camas y mejorar traslados.

Urgencias de La Paz vuelven a la normalidad al aumentar camas y mejorar traslados.

Se están agilizando traslados al Zendal, así como a otros centros

MADRID, 23 Ago.

El Hospital Universitario La Paz ha puesto en marcha una serie de medidas como recuperar camas cerradas y agilizar traslados tras el "colapso" en el servicios de Urgencias del centro hospitalario registrado este martes por un pico de afluencia relacionado con el Covid-19 y la ola de calor.

Fruto de estas medidas, la situación en el servicio durante este miércoles ha mejorado, han indicado a Europa Press fuentes del centro hospitalario.

Un total de 31 trabajadores del centro hospitalario presentaron ayer un escrito ante el juez de guardia "ante el evidente riesgo para la seguridad y para la salud mental de los trabajadores" que supone la situación de "colapso" en las Urgencias. En el escrito explicaban que a las 8 horas de este martes había 70 pacientes pendientes de ingreso o encamados en los pasillos mientras que el hospital mantiene 435 camas cerradas.

Desde la dirección del centro han explicado que han adoptado una serie de medidas para solucionar la situación. Así, en Urgencias se ha abierto una sala para 18 pacientes pendientes de ingreso en el Carlos III y Cantoblanco y se está reevaluando a algunos pacientes susceptibles de ser atendidos por la Unidad de Hospitalización a Domicilio.

De forma paralela, además, se han habilitado camas en plantas de hospitalización y se están agilizando traslados al Hospital Enfermera Isabel Zendal, así como a otros centros.

La situación se ha producido debido a la afluencia superior a la normal para esta época registrada en el servicio de Urgencias de adultos por el repunte de casos de Covid-19 y las altas temperaturas de este episodio de calor, que produce descompensaciones que agravan la situación de paciente pluripatológicos, especialmente aquellos de avanzada edad y los que tienen afecciones respiratorias y o cardiológicas.

Durante los meses de verano se reduce la demanda asistencial por la disminución de la población que sale de la región, lo que reduce las urgencias totales y la necesidad de ingreso. Por ello, se reorganiza el número de camas, ampliando o disminuyendo la funcionalidad según su necesidad.

Esta reorganización en verano, han recordado desde el hospital, permite acometer numerosas obras de mejora y labores de mantenimiento en las plantas que deben de hacerse sin presencia de pacientes hospitalizados y que no sería posible realizar en otra época del año.