24h Madrid.

24h Madrid.

Vecinos de Coslada y San Fernando exigen soluciones definitivas para los afectados por la línea 7B de Metro.

Vecinos de Coslada y San Fernando exigen soluciones definitivas para los afectados por la línea 7B de Metro.

Los alcaldes de San Fernando de Henares y de Coslada, junto con los vecinos afectados, han exigido a la presidenta Ayuso que "dé la cara" ante la situación de emergencia que se vive en la zona, provocada por las obras de ampliación de la línea 7B de Metro. Han manifestado que seguirán con las reivindicaciones después del verano.

Decenas de vecinos se han concentrado frente a la estación clausurada del Hospital del Henares para mostrar su solidaridad con los afectados y pedir soluciones a un problema que se arrastra desde hace más de 15 años.

Los alcaldes socialistas de ambos municipios, Javier Corpa y Ángel Viveros, han liderado la protesta junto a los vecinos, haciendo un llamamiento a la unidad y exigiendo medidas concretas a la Comunidad de Madrid.

Los trabajos de ampliación han provocado el cierre de la estación durante años, generando graves problemas de movilidad para los residentes en la zona. La interrupción del servicio se extenderá hasta el final de la línea, en Hospital del Henares, durante aproximadamente nueve meses.

Ante esta situación, se ha establecido un servicio de autobuses gratuito que cubrirá el trayecto afectado, con la incorporación de nuevas paradas a petición de los alcaldes. Además, se reforzarán las líneas interurbanas y se pondrán en marcha lanzaderas desde la estación de Cercanías de San Fernando de Henares.

El informe de la empresa Intemac ha revelado la existencia de un grave peligro a lo largo del trazado del túnel de la línea 7B de Metro, lo que ha generado un clima de incertidumbre y preocupación entre los vecinos. Esta situación ha llevado a Juan Lobato, secretario general del PSOE-M, a exigir transparencia y responsabilidad a la presidenta Ayuso.

Los alcaldes han hecho hincapié en la necesidad de soluciones definitivas por parte de la Comunidad de Madrid, reafirmando su compromiso de seguir luchando por los afectados. Han dejado claro que no cesarán en sus demandas hasta que se encuentre una respuesta satisfactoria a esta crisis.

La movilización ciudadana continuará en otoño con una gran manifestación en el centro de la capital, en la que se seguirá denunciando la falta de soluciones y el impacto negativo que supone el cierre de la línea 7B de Metro desde el verano.