24h Madrid.

24h Madrid.

Viceconsejero de Vivienda de Madrid asegura que los problemas de acceso a la vivienda no son causados por un "capital sin escrúpulos".

Viceconsejero de Vivienda de Madrid asegura que los problemas de acceso a la vivienda no son causados por un

El viceconsejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José María García, ha señalado que las dificultades de acceso a la vivienda y los mercados tensionados no son responsabilidad de "almas despiadadas en forma de capital". Según su opinión, el problema radica en la falta de condiciones seguras y facilitadoras para la producción y transformación del suelo en viviendas, sin cargas administrativas excesivas y a precios asequibles.

García expresó estas ideas durante la presentación de Residencial Solano, el primer proyecto de viviendas "build to rent" en España, en Valdemoro (Madrid). Estas viviendas cuentan con certificado Passivhaus, que garantiza un alto confort interior y un bajo consumo de energía.

El viceconsejero celebró la colaboración entre las empresas propietarias y gestoras de los pisos, Vivia Homes, la promotora Aedas Homes y el grupo encargado de ejecutar y diseñar el proyecto, Grupo Lobe. Destacó que este complejo residencial ofrece una calidad arquitectónica de primer nivel y un bajo consumo de energía, lo que permitirá a los inquilinos tener facturas eléctricas reducidas y una mayor renta disponible para mejorar su calidad de vida.

Además, García defendió la idea de que el empleo no se genera a través de intervenciones del gobierno en términos de jornada laboral o salario mínimo interprofesional, sino a través de la actividad económica y la inversión privada. También subrayó la importancia de la seguridad jurídica para el mercado del alquiler, ya que sin ella se reduce la oferta y aumentan los precios.

Por último, el viceconsejero mencionó el Plan Vive de la Comunidad de Madrid, que consiste en una colaboración público-privada para ofrecer viviendas en alquiler a precios inferiores al mercado. Destacó que este plan demuestra la importancia de una relación sana entre la administración y la sociedad civil para encontrar soluciones habitacionales exitosas. García resaltó que el capital privado ha invertido 800 millones de euros en la construcción de estas viviendas, y que la Comunidad de Madrid ha utilizado terrenos para su fin adecuado, generando empleo y riqueza.

En conclusión, García defendió la intervención positiva del gobierno en el mercado para generar seguridad jurídica, promover proyectos de colaboración público-privada y establecer un marco fiscal favorable que permita rentabilizar los proyectos y obtener retornos en impuestos y cotizaciones sociales.