24h Madrid.

24h Madrid.

Rubiales afirma que Hermoso modificó su declaración sobre el beso después de unos días y espera que se haga justicia.

Rubiales afirma que Hermoso modificó su declaración sobre el beso después de unos días y espera que se haga justicia.

Tras la entrega de medallas del Mundial de Sidney, el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha acusado a la jugadora Jennifer Hermoso de cambiar su versión inicial sobre el beso que él le dio. Según Rubiales, solo una de las partes modificó su versión "pasados unos días".

En declaraciones a los medios después de recibir la notificación de apertura de juicio oral en la Audiencia Nacional, Rubiales ha afirmado que se mantiene firme en su declaración ante el juez y ha destacado que "en el momento de los hechos, hubo una única versión de ambas partes".

Rubiales ha decidido no contestar a las preguntas de los periodistas y ha reiterado que seguirá manteniendo su versión "desde el principio hasta el final porque es la verdad". Ha concluido diciendo: "Espero que todo salga bien y que se haga Justicia. Muchas gracias".

El ex presidente de la RFEF se presentó en la Audiencia Nacional junto a su abogada para recibir la notificación de apertura de juicio oral, donde la Fiscalía pide una condena de 2 años y 6 meses: 1 año por agresión sexual y 1 año y 6 meses por coacciones.

Además de Rubiales, también han comparecido ante el tribunal el exseleccionador femenino, Jorge Vilda, y el exresponsable de Marketing, Rubén Rivera. El ex director deportivo de la selección, Albert Luque, recogerá su notificación en los juzgados de Terrassa.

La Fiscalía pide que Vilda, Luque y Rivera sean condenados a 1 año y 6 meses de cárcel por coacciones. Rubiales tiene 24 horas a partir de este viernes para abonar una fianza de 65.000 euros en caso de ser condenado por agresión sexual, cantidad que deberá pagar de forma conjunta solidaria con los otros acusados por coacciones.

Fue en enero cuando el juez de la Audiencia Nacional consideró que el beso a la jugadora no fue consentido y que Rubiales actuó de forma unilateral y sorpresiva. El magistrado afirmó que las presiones ejercidas sobre la jugadora causaron ansiedad e intenso estrés.

Además de Rubiales, el juez también propuso que Luque, Vilda y Rivera sean enjuiciados por presionar a la jugadora para que grabara un video diciendo que el beso fue consentido. Según el juez, hubo una acción concertada entre los procesados para doblegar la voluntad de Hermoso.