24h Madrid.

24h Madrid.

Jenni Hermoso, confirma falta de consentimiento en el beso de Rubiales: "La justicia decidirá"

Jenni Hermoso, confirma falta de consentimiento en el beso de Rubiales:

La jugadora de la Selección Española Jennifer Hermoso ha reafirmado en su comparecencia ante la Audiencia Nacional que el beso que le dio el expresidente de la RFEF, Luis Rubiales, después de ganar el Mundial no fue consentido. Hermoso ha declarado que se sintió coaccionada y que sufrió un atosigamiento constante que alteró su vida normal, produciéndole desasosiego y tristeza. Ahora, todo queda en manos de la justicia.

En su declaración, Hermoso ha explicado que el beso fue inesperado y en ningún momento consentido. Además, ha contado que después del incidente, tanto en el vuelo de regreso a España como en su estancia en Ibiza, sufrió un constante acoso que afectó negativamente su bienestar emocional. La jugadora ha testificado durante más de dos horas ante el Juzgado Central de Instrucción Número 1, donde ha respondido a las preguntas del juez, la fiscal y las demás partes involucradas en el caso.

Tras la comparecencia, Hermoso ha destacado que todo ha ido bien y que ahora esperará a la decisión de la justicia. También ha agradecido el trato recibido por parte de la prensa durante la investigación. Cabe mencionar que la jugadora recientemente anunció su fichaje por el Tigres de México, dejando el Pachuca.

En su declaración anterior ante la fiscal, Hermoso reveló que no se sintió respetada y que se vio sometida a una situación que no esperaba. Afirmó que cuando bajó de la tarima después de recibir el beso, contó lo sucedido a sus compañeras de equipo Alexia Putellas e Irene Paredes. Además, explicó que la victoria del Mundial fue un logro histórico que costó mucho conseguir.

Las fuentes jurídicas también han destacado que la jugadora confirmó que poco a poco fue tomando conciencia de la gravedad del hecho ocurrido. Durante el interrogatorio, se le mostró una entrevista que concedió a la Cadena Cope el mismo día de la victoria del Mundial, tratando de demostrar que en un principio el beso no pasó de ser una anécdota. Sin embargo, Hermoso reafirmó que desde el principio le pareció desagradable.

Otro punto importante de la investigación es si Hermoso dio su consentimiento para que la RFEF emitiera un comunicado en su nombre durante el viaje de regreso del Mundial. Algunas fuentes indican que la jugadora dijo que hicieran lo que quisieran, pero que la dejaran en paz, mientras que otras fuentes afirman que no consintió expresamente la publicación de ese comunicado.

Por último, Hermoso ha sido preguntada sobre su relación personal con Rubiales, a lo que ha respondido que no tenían una amistad cercana, aunque se llamaban por teléfono con frecuencia. Por su parte, Rubiales ha defendido que el beso fue una muestra de afecto con consentimiento y que ocurrió de manera natural frente a millones de personas.