La Audiencia Nacional permite la continuidad de las exhumaciones en Cuelgamuros

La Audiencia Nacional permite la continuidad de las exhumaciones en Cuelgamuros

La Audiencia Nacional ha levantado la suspensión cautelar de las exhumaciones en el Valle de Cuelgamuros, antes conocido como el Valle de los Caídos. La Abogacía del Estado presentó alegaciones argumentando que los restos de la familiar de la persona que solicitó parar los trabajos no se encuentran en la capilla donde se están realizando las exhumaciones.

El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, ha confirmado la noticia a través de su cuenta de Twitter, donde ha celebrado la decisión del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 11 y ha destacado que ahora "se retoma la actividad de los forenses". Torres ha añadido que "la reparación y la restitución de la dignidad son actos de justicia".

La solicitud de levantar la paralización de las exhumaciones fue presentada por la Abogacía del Estado el pasado jueves, argumentando que los restos de la mujer enterrada en el mausoleo no se encuentran en la Capilla del Sepulcro, donde se están llevando a cabo los trabajos, y por lo tanto no se verían afectados.

La Abogacía del Estado ha afirmado que la recurrente carece de legitimación para presentar el recurso, ya que el interés que se invoca es meramente hipotético. Además, ha señalado que los perjuicios alegados por la recurrente son inexistentes, ya que los restos de la abuela de la recurrente están plenamente identificados y localizados, y no forman parte de las actuaciones.

La decisión de la Audiencia Nacional de paralizar las exhumaciones fue tomada a raíz de la solicitud de la Fundación Española de Abogados Cristianos, que actúa en representación de la nieta de una de las mujeres enterradas en la Basílica del Valle de Cuelgamuros. La Fundación considera que las exhumaciones suponen una vulneración del derecho fundamental a la libertad religiosa, amparado por el derecho constitucional.

La organización de juristas alega que la realización de pruebas de ADN a los cadáveres implica una profanación y vulnera el ejercicio de la libertad religiosa. Además, denuncia que no se ha solicitado el consentimiento de los familiares para realizar estas pruebas. La Fundación señala que estos trabajos son un ataque del Gobierno de Pedro Sánchez al Valle de los Caídos y que buscan dañar la Basílica. Afirman que no descansarán hasta que se respete su libertad religiosa y la Cruz más grande del mundo.

Tags

Categoría

Madrid