24h Madrid.

24h Madrid.

CEIM advierte que la condonación del 20% de la deuda a Cataluña implicará mayores impuestos y perjudicará el crecimiento económico

CEIM advierte que la condonación del 20% de la deuda a Cataluña implicará mayores impuestos y perjudicará el crecimiento económico

La Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM) ha expresado su rechazo a la condonación de la deuda a Cataluña y a los acuerdos entre el PSOE y los distintos grupos parlamentarios para la investidura de Pedro Sánchez. Según la patronal madrileña, estas medidas tendrán un impacto negativo en el crecimiento económico y social de España, así como en la vida de los madrileños. Además, aseguran que causarán un incremento en los impuestos para todos los ciudadanos.

En su comunicado, CEIM destaca que los pactos con los independentistas generarán diferencias entre las comunidades autónomas y acentuarán la desigualdad ante la ley. Por esta razón, solicitan a los políticos madrileños que denuncien los perjuicios de estas decisiones.

La condonación de una parte de la deuda catalana también es motivo de preocupación para la patronal, ya que consideran que afectará a todos los españoles. Aunque la deuda no desaparecerá, su titularidad cambiará, lo que significa que todos tendrán que pagar más impuestos para mantener a los habitantes de regiones cuyos dirigentes han malgastado recursos públicos durante décadas.

CEIM lamenta que esta situación incentive a los territorios a seguir endeudándose en exceso, confiando en que el Gobierno les perdonará una vez más cuando lo necesiten. Consideran que esto es injusto y genera un ciclo interminable de endeudamiento.

Por otro lado, la patronal califica de grave la futura Ley de la Amnistía, ya que certificaría que existe un grupo de ciudadanos que está por encima de la ley. Asimismo, critican que se anulen todas las acciones judiciales que responsabilizan a aquellos que han quebrantado el ordenamiento jurídico.

Además, CEIM recalca que los acuerdos del PSOE y Sumar, que se han llevado a cabo sin el diálogo social, modificarían normativas importantes relacionadas con la jornada laboral y la regulación del despido. Esto perjudicaría la productividad y competitividad de las empresas, así como la generación de empleo.

En conclusión, la patronal hace un llamamiento a los políticos madrileños para que denuncien los perjuicios evidentes que los acuerdos conocidos ocasionarían tanto a los ciudadanos de la región como a la mayoría de los españoles.