24h Madrid.

24h Madrid.

Iris de Jaume Plensa llega al Distrito Telefónica para celebrar el centenario de la compañía

Iris de Jaume Plensa llega al Distrito Telefónica para celebrar el centenario de la compañía

En un acto conmemorativo por el primer centenario de Telefónica, la escultura Iris del reconocido artista catalán Jaume Plensa ha llegado al Distrito Telefónica en Madrid. La compañía, que ha logrado posicionarse como la cuarta empresa más importante de Europa en el sector, recibió a esta obra que simboliza la unión entre la tecnología y la humanidad.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete López, junto con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, fueron los anfitriones de este evento que tuvo lugar el pasado lunes en la sede de la empresa en la capital.

Plensa destacó la importancia de esta colaboración, siendo la primera vez que trabaja con una empresa. Además, resaltó el papel inspirador de Telefónica, señalando que el teléfono, aparentemente banal, es en realidad un vínculo que une a las personas.

La escultura, llamada Iris, está compuesta por ocho alfabetos y simboliza la diversidad y la conexión entre los seres humanos. Plensa explicó que Iris era el nombre de la persona que colaboraba con los dioses para enviar mensajes al mundo y propiciar su crecimiento.

Álvarez-Pallete destacó la importancia de celebrar el centenario en la sede de Telefónica y agradeció a todos los que han contribuido al éxito de la empresa a lo largo de los años. Subrayó que la obra de Plensa, Iris, representa la visión de Telefónica de conectar la vida de las personas de manera más humana y significativa.

Por su parte, Isabel Díaz Ayuso elogió el papel de Telefónica en el desarrollo tecnológico y la conectividad de la Comunidad de Madrid, convirtiéndola en una región líder en este aspecto. Agradeció el servicio de la empresa para mejorar la conectividad, incluso en los lugares más remotos, y destacó el valor de Telefónica como un ícono moderno y fiable para los españoles.

En definitiva, la llegada de la escultura Iris de Jaume Plensa a Telefónica es un símbolo de la constante evolución y el compromiso de la compañía con la tecnología y las personas, marcando así un hito en su centenario como referente en las telecomunicaciones y la innovación. Una ocasión digna de celebración y reconocimiento a una empresa que ha sabido adaptarse y crecer junto a las demandas de una sociedad cada vez más conectada. ¡Que viva Telefónica y que viva Iris!