24h Madrid.

24h Madrid.

Vecinos de Madrid se organizan ante la proliferación de viviendas turísticas ilegales.

Vecinos de Madrid se organizan ante la proliferación de viviendas turísticas ilegales.

En Madrid, dos oficinas ciudadanas han surgido para hacer frente a la proliferación de viviendas de uso turístico ilegales en la ciudad, con un total de entre 13.500 y 25.000 anuncios en distintos portales, de los cuales apenas el 7 por ciento cuentan con licencia municipal.

La Oficina de Afectados por las Viviendas de Uso Turístico, ubicada en la Asociación Vecinal La Corrala en Lavapiés, ha inaugurado recientemente una segunda sede en el Ateneo La Maliciosa en Arganzuela, para abordar el problema que se extiende más allá del distrito Centro.

Estas oficinas se presentan como instrumentos de "autodefensa ciudadana" ante la falta de acción por parte de las autoridades, siendo gestionadas de forma voluntaria por los afectados y miembros de asociaciones vecinales.

Ofrecen asesoramiento sobre las acciones que las comunidades de propietarios pueden emprender, facilitan modelos de escritos de quejas y demandas, e informan sobre las posibilidades que brinda el Real Decreto-ley 7/2019 en relación a la regulación de los pisos turísticos.

La oficina en Arganzuela brinda asesoría a distritos cercanos como Carabanchel, Usera y Latina, atendiendo presencialmente los miércoles alternos y organizando citas a través de un número telefónico.

Según los integrantes de estas oficinas, la proliferación de pisos turísticos ilegales se ha extendido por toda la ciudad, generando problemas como ruido, inseguridad, suciedad y descontrol en los edificios, abarcando desde el norte hasta el sur y desde el este hasta el oeste de Madrid.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, presentaron recientemente un plan de acción para hacer frente al incremento del número de viviendas de uso turístico en la ciudad, que ha aumentado un 41 por ciento desde 2017.

Este plan contempla la suspensión temporal de nuevas licencias para los pisos turísticos, un endurecimiento de las sanciones, la publicación de un listado de pisos turísticos con licencia, así como un refuerzo en la inspección con más profesionales.

Desde la oposición, se ha criticado este plan calificándolo de "parche" y "propaganda", instando a cerrar las viviendas ilegales en lugar de implementar medidas reguladoras. Los colectivos ciudadanos han denunciado la escasa actuación del Ayuntamiento en cerrar las viviendas ilegales, a pesar de que la mayoría de ellas operan sin la licencia adecuada.

En el Pleno de marzo, el delegado detalló que de las 4.093 inspecciones realizadas, se detectaron 478 viviendas turísticas sin licencia, mientras que otras 243 recuperaron su uso original en los últimos años.