24h Madrid.

24h Madrid.

Descubiertos restos antiguos de elefantes en la capital después de 14 millones de años.

Descubiertos restos antiguos de elefantes en la capital después de 14 millones de años.

El Ayuntamiento de Madrid ha realizado un descubrimiento arqueológico significativo durante las obras del nuevo centro logístico de bomberos en el distrito de Villa de Vallecas. Se han encontrado restos fósiles de elefantes primitivos en lo que parece ser un cementerio de esta especie extinta.

Los restos pertenecen a la especie Gomphotherium angustidens, un antepasado lejano de los elefantes africanos actuales. Los fósiles recuperados incluyen mandíbulas, colmillos, fémures, húmeros y caderas completas. Estos elefantes primitivos vivieron hace alrededor de 14 millones de años, en un momento en el que la zona también albergaba tortugas gigantes, carnívoros de gran tamaño y antepasados de los caballos, ciervos y jabalíes.

La presencia de un reducto de alimentación y agua atrajo a una manada de elefantes a esta área durante un periodo de aridez y disminución de las temperaturas. Sin embargo, la falta de alimentos llevó a la muerte de parte de la manada. Los restos fueron cubiertos por una gran riada, lo que permitió su conservación y posterior fosilización.

El Gomphotherium angustidens tenía una longitud de alrededor de cinco metros y una altura de tres metros, con un peso de aproximadamente 2,5 toneladas. Poseía cuatro colmillos, dos superiores divergentes y curvados hacia abajo, y dos inferiores más cortos. Se estima que su trompa era más corta que la de los elefantes actuales.

Esta especie de elefante habitó en Europa, la península arábiga y el noreste de África durante el Mioceno inferior y medio, hace entre 16 y cinco millones de años. Restos de esta especie también se han encontrado en otros lugares de España, como Madrid y Zaragoza.

Es importante destacar que estos elefantes primitivos vivieron en una época en la que aún no existían los homínidos en Europa, lo cual se estima que ocurrió hace alrededor de 1,4 millones de años en Atapuerca.

La excavación arqueológica ha sido dirigida por un equipo de ocho paleontólogos y arqueólogos, liderados por Alessandro Giusto y Jorge Morín. Los trabajos se llevaron a cabo desde marzo hasta agosto, abarcando una superficie de aproximadamente 800 metros cuadrados.

Este descubrimiento ha sido catalogado como un hito importante tanto por la información obtenida como por el patrimonio recuperado. Los fósiles serán conservados en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, en Alcalá de Henares, y algunos de los ejemplares serán prestados al Museo Nacional de Ciencias Naturales para su estudio detallado.